20/4/16

Advierten que el Niño recién se debilitará en junio o julio

El titular de la Dirección de Hidráulica de la provincia, Oscar Duarte, explicó a qué se debe este fenómeno de lluvias incesantes que se viene dando en Entre Ríos, las que han ocasionado desbordes de arroyos e inundaciones.Oscar Duarte comentó que "estamos en lo que se denomina Corriente de El Niño, un efecto que venimos anunciando desde el año pasado. Ya se sabía que iba a ser fuerte y se alertó previamente a las instituciones para que la gente esté en condiciones para recibir esto. En este momento pasó de una condición fuerte a una condición moderada de El Niño".

Añadió que "el Niño es lo que provoca un poco todos estos cambios. Desde principio de año hemos vivido inundación del Paraná con dos o tres picos, casi cinco o seis picos en el Uruguay y además crecidas del río Gualeguay. Asimismo hemos tenido en el caso de Paraná, velocidad de vientos de más de 60 kilómetros por hora, una cosa totalmente insólita que no tenía antecedentes y ahora esta impresionante cantidad de días sucesivos de lluvia, la cantidad de milímetros y la intensidad son las dos condiciones más desfavorables que se han dado. Todo esto está dentro de lo que se denomina Corriente de El Niño".
En relación a lo que está sucediendo en el norte de la provincia de Entre Ríos, Duarte señaló que se debió a la intensidad y cantidad de lluvia que se ha dado en estos días.

"La condición actual es que esta lluvia fue provocada por esta Corriente del Niño, donde tomó prácticamente tres tormentas seguidas en todo el norte, una zona de Santa Elena a Concordia hacia el norte, una línea de la provincia donde cayeron en promedio entre 400 y 640 milímetros. El punto más importante fue la ciudad de Feliciano, donde cayeron más de 600 milímetros, donde en un solo día cayeron más de 330 milímetros. Esto establece un récord de eventos de precipitaciones e intensidades".

Sobre la situación en La Paz, el ingeniero expresó que "fue un suceso de un desborde de un arroyo local en zona urbana, el Cabayú Cuatiá, que con esta lluvia importante que se dio de más de 200 milímetros en muy pocas horas provocó un desborde. Todo esto también fue provocado porque el río Paraná se encontraba alto, entonces tienen un problema las cuencas de desaguar en forma fácil, encuentran un obstáculo al final que hace que esto se desborde más rápidamente".

Duarte remarcó que también debemos considerar que existe una variabilidad climática con temperaturas cada vez más elevadas. Explicó que "esta variabilidad climática nos va a afectar y cada vez más seguido, y es a la que tenemos que adaptarnos. Nosotros a partir de este momento tenemos que generar políticas, estrategias como ciudadanía en general y pensar cómo vamos a adaptarnos a esta condición climática. Hay cosas muy concretas, no nos podemos asentar en arroyos que van a crecer en forma desmedida, no podemos descuidar ciertos elementos climáticos como puede ser la temperatura en verano donde afecta a miles de personas, cambios de regímenes escolares, adaptar cosas al trabajo de todos los días", ejemplificó.

Agregó que "esto se va a dar cada vez más seguido y esta variabilidad que va a tener el clima nos va a provocar cada vez más problemas si nosotros no nos adaptamos. Hasta el momento, nosotros hemos tratado de dominar a la naturaleza y evidentemente la naturaleza nos está jugando una pasada de bastante importancia, esperemos que esto sea lo menos traumático posible, ya hay condiciones para que los países centrales que son los que más emiten los gases invernadero comiencen a disminuir. Argentina tiene muy poca emisión de gases, pero esto es un problema de todos. Estamos todos metidos en una misma nave que es la Tierra y las consecuencias van a ser para todos, si bien contamina en un lado, nos afecta a nosotros. Acá hay que hacer un gran acuerdo mundial para que a esto lo comencemos a disminuir, sino vamos a continuar con este tipo de cosas que cada vez nos van a dañar más. Por eso hablo del concepto de adaptabilidad, cómo nosotros nos vamos a adaptar a este cambio, a esta variabilidad climática".

Aumento de temperaturas
Sobre el aumento de las temperaturas que se viene dando en los últimos años, Duarte dijo que "hay modelos que simulan lo que va a pasar, colocan condiciones atmosféricas a futuro y se analiza cómo va a ser este cambio. Esos modelos están indicando que va a haber aumento de temperatura, que ya se está dando con temperaturas mínimas más altas, temperaturas máximas más altas, que difícilmente en promedio bajen de 15º y que pueden llegar a más de 42º como ya hubo y lluvias por encima de lo normal. Los últimos dos años hemos batido todos los record de intensidad y ahora estamos batiendo record de cantidad".

"Las condiciones ya se están dando, temperatura promedio medio grado por encima de la histórica para Paraná y la provincia, que para nosotros no es nada pero para las especies es mucho. Esto se va a comenzar a ver con enfermedades que ya se están produciendo. Todo va ligado a esta condición climática, no es solamente pensar si llueve o no llueve. Son muchos factores, como pueden ser enfermedades, los cambios productivos, hay lugares donde ya se está pensando en cambiar la forma de cultivar y qué cultivar ante estos cambios, la afectación es inimaginable. Por eso hablo de estrategias que tenemos que tener, desde cómo vestirnos hasta qué vamos a hacer todos los días si en vez de tener 70-80 días de lluvia, empezamos a tener 150 días de lluvia y cantidades importantísimas. Todas estas cosas son las que como sociedad tenemos que tomar razón y empezar a cambiar", consideró Duarte.

Panorama actual
Acerca de la situación en la provincia, Duarte indicó que "tenemos los ríos crecidos, el Paraná hoy con 5,85 metros, el Uruguay con casi 9 metros, y el Gualeguay con un valor también histórico producto de estas lluvias que se dieron en el norte. Los tres ríos más importantes de la provincia, crecidos, con condiciones de humedad totalmente saturadas, todos los suelos están saturados.

La creciente de los arroyos también complicó los puentes y rutas entrerrianas. "Unos 600 milímetros en dos o tres días son 60 centímetros de agua que cayeron, llovió el 50 por ciento de lo que llueve en todo el año. Cuando tendría que haber llovido en todo abril unos 150 milímetros, en tres o cuatro días llovieron 600 milímetros. Estos son los datos que hay que tener en cuenta, ha llovido y todavía está lloviendo, este sistema va a entregar más humedad y esto puede todavía acrecentar mucho más la cantidad de agua caída", anticipó Duarte.

Adelantó que "lo que se tiene hasta el momento, es que este Niño va recién a disminuir su influencia a partir del mes de junio o julio de este año, lo cual entraría en una fase neutra.Hasta que se produzca este decrecimiento puede haber todavía fenómenos del tipo que estamos viviendo, o sea que esto seguramente va a continuar con presencia de humedad, va a ir decreciendo lentamente hasta que ingrese más el invierno".

Duarte afirmó que "a partir de ahí bajarían también los niveles de los ríos, pero esto continúa. Los más afectados van a ser el Delta, si bien los ríos ahora pueden llegar a bajar momentáneamente, de alguna manera el Delta es el que va a recibir más agua y va a tardar más tiempo". Agregó que "ciudades como Villa Paranacito e Ibicuy ya están y se ven afectados hace más de dos o tres meses atrás. Esto va a continuar casi dos meses más, prácticamente van a vivir medio año con agua en los pies".

En relación hasta cuándo persistirían estas condiciones en la provincia, Duarte dijo que"suponemos que esto va a ir disminuyendo gradualmente a medida que los vientos fríos avancen esto puede mejorar o cambiar un poco la condición, al menos hasta junio-julio estaríamos con condiciones parecidas y en decrecimiento. Esto es muy difícil de pronosticar porque los vientos son los que rigen muchas veces todo este sistema, por el momento esta condición se va a mantener hasta lo que resta de abril y parte de mayo".

Qué es El Niño
Sobre el fenómeno del Niño, Duarte explicó que se produce fundamentalmente porque hay un aumento de la temperatura del mar en la zona del mar ecuatorial. En el Pacífico Ecuatorial están los vientos Alisios que son vientos del Ecuador que se producen y cuando son importantes recuestan toda esta masa de vapor de agua hacia el Asia y cuando son débiles este vapor de agua ingresa hacia Sudamérica. Esto es lo que está pasando ahora, vientos Alisios débiles, ingresa el vapor de agua a Sudamérica y esa masa nubosa viene a parar a la Cuenca del Plata. Ese vapor se produce más al norte, en Brasil, Paraguay sucedió al principio de todo este fenómeno, llovió más bien al norte y ahora se está provocando más al sur, va desde Corrientes hasta la provincia de Buenos Aires, tomando toda la franja central del país. Esa masa de vapor de agua es la que provoca todo esto, no solamente en Entre Ríos sino que también está lloviendo mucho en la cuenca del Salado en Santa Fe y en Córdoba también. Todo esto es el mismo fenómeno que se provoca y hasta no se corte ese ingreso de vapor de agua, se va a mantener con condiciones de mejoramiento, lluvia de forma alternada. Hasta que los vientos Alisios no tomen su poder para que esto se controle y baje la temperatura del mar, esto va a continuar hasta que en junio-julio, de acuerdo a los pronósticos, vaya disminuyendo".Fuente: El Diario

0 comentarios :

Publicar un comentario