23/4/16

Bordet declaró el desastre para los sectores productivos entrerrianos

El gobernador dispuso ampliar la declaración del estado de emergencia y/o desastre para los productores ganaderos, lecheros, agrícolas, forestales, citrícolas, apícolas y hortícolas de Entre Ríos. Así lo reveló al recorrer Santa Elena, una de las localidades más afectadas por las lluvias. Bordet navegó la zona de barrancas, recorrió el hospital local y los barrios más perjudicados por el fenómeno climático atendiendo los pedidos de los vecinos. “Hay un cambio climático y ante eso las ciudades están requiriendo nuevas obras”, afirmó.

“Junto al vicegobernador Adán Bahl y los ministros vinimos a ver la situación en que se encuentra la ciudad de Santa Elena, trazar algunas líneas de acción y ver cómo cooperamos con Nación, el municipio y la provincia en las gestión de las obras que necesita la ciudad”, sostuvo el gobernador Gustavo Bordet tras recorrer la costa de esta localidad para observar el estado de las barrancas.

“La emergencia empieza y termina y uno va dando soluciones, pero una vez que termina hay que ir por las obras de infraestructura que eviten la erosión permanente. Hay que trabajar en un plan y hay que hacerlo desde ahora, el momento en el que mucha gente tiene la incertidumbre de qué es lo que sucederá en el futuro con su vivienda y los servicios básicos como un club, una escuela o el hospital. Tenemos que tenerlo previsto y por eso estamos aquí para acompañarlo al intendente en lo que se requiere”, indicó.

“Una cosa es la emergencia y lo que sucede en este momento, pero acá se requieren obras muy costosas y para el futuro de la ciudad. Hay que pensar ya, por lo cual iremos a Olivos con este planteo para Santa Elena y para otras localidades que también necesitan ayuda”, remarcó. En ese sentido comentó de la visita que realizó días atrás a Villa Paranacito y las complicaciones que esa localidad está enfrentando.

El mandatario recorrió el Barrio Cuarteles, uno de los más afectados por las precipitaciones de las últimas semanas, y acordó con los vecinos soluciones alimentarias y acciones de contención social, además de la atención de la escuela de la zona. Visitó las viviendas perjudicadas por la erosión de las barrancas.

“Hay que revisar muchas cosas porque fenómenos de esta naturaleza no ocurrían. Por ejemplo, localidades como Federal y Feliciano nunca se inundaban, y ahora también fueron afectadas con daños importantes en infraestructura. Hay un cambio climático y ante eso las ciudades están requiriendo nuevas obras. Por lo cual, hoy estamos ante el desafío de pensar ya no en obra de 10 o 20 años, sino ya con una proyección de 50 años. Por eso hoy vinimos. Para definir de qué modo articulamos política públicas para estas situaciones acá, en Villa Paranacito y en otras tantas localidades”, sostuvo.

Por su parte, el intendente de Santa Elena, Silvio Moreyra, destacó y valoró la presencia del gobernador en la localidad “para poder afrontar la situación que estamos atravesando”.

Acompañaron al gobernador los ministros de Salud, Ariel De la Rosa; de Desarrollo Social, Laura Stratta; de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Luis Benedetto; y el senador por el departamento La Paz, Aldo Ballestena. En la oportunidad, recorrieron el barrio La Barranca, el hospital local y algunas familias damnificadas.


Decreto

El gobierno provincial dispuso incorporar y ampliar la declaración del estado de emergencia y/o desastre agropecuario dispuesta por el decreto Nº 411/15 MP, incluyendo a los productores ganaderos, lecheros, agrícolas, forestales, citrícolas, apícolas y hortícolas de todos los departamentos de la provincia de Entre Ríos.

Se dispuso además que los productores afectados cuyas explotaciones se encuentren situadas en el territorio entrerriano, deberán presentar una declaración jurada con los datos requeridos a tal fin por el Ministerio de Producción, avalada por una entidad provincial representativa y/o vinculada al sector agropecuario y quedará sujeta a verificación individual por parte de las Direcciones Generales de Ganadería y/o de Agricultura.

Por otra parte, se dispuso que el Ministerio de Producción analice la situación de cada productor afectado que se encuentre comprendido en los alcances de la norma e informe al Ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas y a la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) para que proceda a prorrogar el vencimiento del Impuesto Inmobiliario Rural y del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, en sus modalidades de pago anual y/o anticipos, los que ingresarán a la nueva fecha de vencimiento que se establezca sin multas ni intereses.

Además, se facultó al Ministerio de Producción a aprobar mediante el dictado de la norma de su competencia, los formularios que en carácter de declaración jurada deberán presentar los productores para su inclusión en los alcances de la emergencia y/o desastre agropecuario que se establece en el presente decreto y a adoptar los medios necesarios para su instrumentación.

Acontecimiento climático

El Ministerio de Producción informó los daños sufridos en diversas actividades productivas como consecuencia de la rápida crecida y desborde de los ríos Paraná, Gualeguay y Uruguay y arroyos de todo el territorio provincial, a raíz de las extraordinarias precipitaciones ocurridas en los últimos meses e intensificadas en el abril de 2016, afectando la totalidad de los departamentos de la provincia de Entre Ríos.

También se dejó sentado que dicho acontecimiento climático de carácter imprevisible y/o inevitable ha provocado daños superiores al 50 por ciento de la producción o capacidad productiva de las explotaciones ganaderas, lecheras, agrícolas, forestales, frutícolas, hortícolas, apícolas y otras actividades productivas en las áreas afectadas.

Se mencionó que desde el gobierno provincial se puso en marcha un programa de contingencia ante este desastre natural, adoptando diversas medidas para paliar la situación de los productores asentados en las zonas afectadas.

En otro párrafo se indicó que la crecida de los ríos sumado al desborde de arroyos, lagos y lagunas y el anegamiento y acumulación de agua en los campos provoca mayores perjuicios, dado el momento fenológico de los cultivos que se encuentran en etapa de madurez, próxima a iniciarse la cosecha, impidiendo asimismo los trabajos de preparación para la campaña de cosecha fina y pasturas.

Según datos aportados por el INA se prolongará la crecida de los ríos y, por otra parte, los pronósticos climáticos establecen la intensificación del fenómeno de “el Niño” hasta fines de junio del corriente año aproximadamente, por lo que se estima que tal situación continuará en los próximos meses; y que ante la gravedad de lo expuesto resulta procedente ampliar la declaración de emergencia y/o desastre agropecuaria según corresponda”.

0 comentarios :

Publicar un comentario