18/4/16

Fue alto el nivel de ausentismo en el retorno a clases en La Paz

El dia viernes último se reanudaron las clases en las escuelas de La Paz, que se habían suspendido el jueves debido al estado de los establecimientos y a la dramática situación que atraviesan muchas familias que fueron afectadas por la inundación y las lluvias de las últimas semanas. A algunas, el agua les dejó la casa sumergida hasta el techo; a otras les ingresó por las puertas y ventanas y les mojó todo. Algunos docentes y también los referentes de la sede en esa localidad de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) habían pedido que se contemple la posibilidad de postergar unos días más el retorno a las aulas, pero esta solicitud no fue atendida: “Priorizaron quizás el dictado de clases y no la parte humana”, se lamentó Rosana Martínez, secretaria adjunta de Agmer en la Paz, quien aclaró: “Hay muchos chicos que están afectados por el agua y están pasando una situación complicada; y también muchos docentes. Además, en las zonas rurales los caminos son intransitables y no se puede ingresar a las escuelas”.

En este contexto, en los casi 120 establecimientos educativos del Departamento el ausentismo en la vuelta a clases ayer fue notable, incluso en las instituciones céntricas. En las escuelas de los barrios más alejados estiman que el número de estudiantes que faltaron fue aún más elevado.

Nancy Tedesco, rectora de la escuela Secundaria Nº 9 Domingo Faustino Sarmiento, ubicada en el centro de la ciudad, señaló a UNO: “Se notó mucho el ausentismo. Concurren cerca de 800 chicos en los dos turnos y han venido solamente los de las zonas cercanas; los que viven más lejos, que por lo general faltan cuando llueve, no asistieron”, dijo, y agregó: “Estamos haciendo un relevamiento de los alumnos que están complicados porque perdieron todo, para poder ayudarlos. Vino una abuela preocupada porque su nieta de 1º año perdió todo y en la escuela se le arma un kit con lo que tenemos. En la medida en que nos enteramos tratamos de ir brindando asistencia”. El equipo interdisciplinario de la institución, integrado por una asesora pedagógica, una trabajadora social y otros profesionales trabajan además en la contención de los niños en este proceso. En tanto, en la escuela Nº 2 Primera Junta, situada a unos metros de la Municipalidad, en el turno mañana fueron alrededor de 150 alumnos, de los 550 que concurren habitualmente. “Es una escuela grande. Vienen chicos de diferentes zonas y barrios afectados por las inundaciones. Anoche estuvo lloviendo y el retorno es paulatino. Hay gente que ha perdido todo y estamos haciendo un relevamiento, porque hay chicos que perdieron hasta las mochilas, que se las llevó el agua. Es una situación muy especial”, contó a UNO María Celeste Elorga, la directora.

Escuelas comprometidas

Compromiso. Directivos y docentes trabajan en la contención.

Rosana Martínez, de Agmer La Paz, recordó que en el Departamento fueron tres las escuelas que oficiaron de centro de evacuados tras la inundación que arrasó con gran parte de la ciudad, sumadas a salones comunitarios y parroquiales, iglesias y otras instituciones. Ayer solo una seguía albergando familias damnificadas: la escuela Nº 59 José Sixto Álvarez, de Paraje Tacuaras, que contenía a ocho personas cuyos hogares están todavía afectados por el agua. En tanto, la familia que había sido alojada en la escuela Nº 26 Leopoldo Lugones, de paraje Yacaré, situado en la misma zona rural, ya se había retirado a otro albergue. Sin embargo las clases no pudieron comenzar por el mal estado de los caminos. En Santa Elena, a las personas alojadas en la escuela Montessori las trasladaron a un salón parroquial para que los alumnos pudieran volver a clases. Por su parte, la escuela Nº 48 de paraje El Quebracho, que había quedado bajo agua, recibió ayer la visita del área de Infraestructura de la Provincia, que se acercó a verificar el estado del inmueble para autorizar o no su uso para dictar clases.

Gran compromiso de directivos y docentes

“Entendemos que la escuela es un lugar de contención y estamos trabajando para ofrecerles lo mejor de cada uno de nosotros a los niños que están pasando por esta situación, y también a sus familias. Hay que hacer un trabajo articulado. Hoy llegaron unas mamás que no tenían mercadería y establecemos conexiones con Desarrollo Social para que se las asista”, señaló. Y recordó que en la escuela colaboran cocinando para uno de los centros de evacuados. “Desde Desarrollo Social retiran la comida al mediodía”, explicó la directora de la escuela Primera Junta. Elorga, quien también es concejal, sostuvo que cada uno hace su aporte para poder paliar los efectos de la inundación que afectó a gran parte de la población de la ciudad norteña y comentó: “Muchos niños perdieron su cuaderno, los tesoros que llevaban en sus mochilas, a las que se las arrastró el agua. Estamos haciendo una campaña para que puedan volver a tener sus cosas y agradecemos la solidaridad de los argentinos, porque han colaborado desde diversos puntos”. En este marco, en la escuela llevan adelante una campaña y la directora contó que la docente de Música, que además es artesana y tiene máquinas industriales, cosió mochilas para los chicos, y con un dinero con el que contaban en el establecimiento fueron comprando útiles. “Nadie esperaba esta catástrofe y entre todos vamos poniendo lo mejor de nosotros para poder afrontar esta situación. Se trabaja en los clubes, los salones parroquiales, las iglesias. Al volver a clases les hablé a los chicos, porque en la escuela trabajamos mucho los valores de la solidaridad, la generosidad, la ayuda la cultura colaborativa, y ahora vemos cómo se evidenció todo eso en las acciones de la gente”, opinó.

Cruzadas Solidarias

El Club Echagüe de Paraná y la filial del Club Atlético River Plate, junto a Suma de Voluntades, Canal Once y otras agrupaciones, reciben donaciones de elementos de limpieza, ropa, útiles escolares, repelente, entre otros, para llevar a La Paz. Se pueden acercar a la entidad de 25 de Mayo 555 de 8 a 21, contó Fredy Monges, uno de los mentores de esta iniciativa, quien señaló además que retiran donaciones a domicilio o trasladan cosas que se hayan recolectado y se entregan el Comité de Crisis de esa ciudad. Para esto, hay que llamar al (0343) 156119734. En tanto, el domingo la iglesia Visión de Futuro organizó un evento a las 18 en el salón Costa Alta. Es abierto a todo público y la entrada es un alimento no perecedero. También en la escuela Nuestra Señora de la Esperanza, situada en calle Gendarmería Nacional 1200.

Fuente: Uno Entre Rios

0 comentarios :

Publicar un comentario