18/4/16

Tips muy prácticos para evitar la humedad en las casas

Tras muchos días con lluvias como los que acontecieron últimamente, aparece la humedad en forma de manchas de mohos, malos olores o condensación. Consejos simples para evitarla y erradicar el olor de las habitaciones.

Una mala ventilación, un clima húmedo y una suma de malas costumbres pueden transformar nuestro hogar en un sitio insano para vivir. 

Sobre todo, ocurre en otoño e invierno, las llamadas estaciones húmedas. Ni hablar con la cantidad de lluvias de las últimas semanas. Y el problema se hace más grande en casas con mala ventilación: aparece la humedad en forma de manchas de mohos, malos olores, condensación del agua, o de modo más imperceptible, pero igualmente peligrosa para la salud.

Algunos consejos prácticos para prevenir y combatir la humedad en la casa.
La humedad está presente en todas las casas. Sorprende, pero es normal que un hogar produzca alrededor de 10 a 15 litros de agua por día.

¿De dónde sale tanta agua?: Muy fácil: de respirar, sudar, cocinar, lavar, ducharse, tomar un baño. Toda esta humedad se evapora y está presente en nuestra casa, pero no hay que preocuparse si su nivel está dentro de unos determinados límites.

Los problemas los tendremos cuando hay un exceso de humedad: entre otras consecuencias, tendremos muchos más ácaros, por lo que aumentarán las reacciones alérgicas. Pero ¿cómo mantener un buen nivel de humedad en las casas?

Aquí algunos consejos:

1) Buena ventilación: airear bien, durante y después de las actividades domésticas que producen humedad, elimina parte de la que generamos en la ducha, la cocina, etc.

2) Reducir la producción de la humedad: usar el extractor si al cocinar emitimos buena cantidad de vapor, tapar las cacerolas y, en el baño, no dejar el suelo encharcado tras ducharnos y cerrar la puerta del baño y cocina.

3) Calefacción moderada: el aire caliente es más húmedo que el frío, intentar mantener una temperatura mínima de 15ºC en la casa para evitar que la humedad se acumule en las ventanas y paredes. En concreto, una temperatura adecuada sería de 19 ° C en la sala de estar o lugares comunes, y de 17 ° C en las habitaciones.

4) No colocar los muebles pegados a las paredes al colocar el armario un poco despegado de la pared, el aire circulará mejor, previniendo la humedad.

5) Absorbentes: los absorbentes de humedad pueden servirnos para controlar la humedad en determinados lugares en los que se ésta se concentra, como un armario, una habitación interior, etc.

6) Ojo con las plantas: poner demasiadas plantas dentro de casa provoca un aumento de la humedad.

7) Tender afuera: es importante evitar el secado de la ropa en el interior de las casas.

Cómo quitar el olor a humedad de las habitaciones
Un gran aliado para la eliminación de los olores a humedad en los distintos ambientes o habitaciones del hogar es el carbón vegetal. Tal y como podemos hacer dentro de la heladera, la colocación de pequeños trozos de carbón en los ambientes nos ayudan a combatir este mal, ya que estos negros trocitos absorberán los molestos olores.

Antes de colocar el carbón, comenzaremos por hacer una limpieza profunda de la habitación o superficie afectada, eliminando cualquier resto, hongo u otra suciedad que pudiera existir. Mientras realizamos esta limpieza, debemos procurar mantener bien ventilado el ambiente, y también debemos disponer de buena ventilación al menos una vez al día en todos los ambientes del hogar, para prevenir que el olor a humedad vuelva a aparecer.

Ante manchas de humedad en las paredes o superficies, luego de la limpieza, debemos frotar un algodón o un trapo embebido en vinagre de alcohol, para desinfectar y prevenir la formación de hongos. Si la superficie lo permitiera, también podemos utilizar agua lavandina.

Luego, procedemos a colocar platos o recipientes con trozos de carbón en las habitaciones afectadas para eliminar la humedad. También podemos reforzar este poder preventivo y reparador colgando bolsas de tela que contengan una o dos cucharadas de bicarbonato de sodio, las cuales deben ser retiradas y desechadas en cuanto el olor haya desaparecido.

Podemos adquirir el carbón vegetal en comercios, o bien obtenerlo luego de utilizar el hogar a leña, la parrilla o churrasquera.-

Fuente: El Once.

0 comentarios :

Publicar un comentario