14/6/16

Denuncian avance de la droga en Santa Elena

La Iglesia y las escuelas de la ciudad elaboraron un pedido a las autoridades. Reclaman acciones concretas para revertir la situación.

El cura párraco de Santa Elena, Leonardo Yacob, en conjunto con losdirectivos de las escuelas públicas y de gestión privada de la ciudad, denunciaron “el avance de la comercialización y consumo de drogas” en esa localidad del departamento La Paz. Lo hicieron mediante una nota enviada a las autoridades la mañana de este lunes. Piden acciones concretas que tiendan a solucionar la problemática y se ofrecen a trabajar en conjunto.

Con “preocupación ante el grave estado de situación” que se vive en Santa Elena, la parroquia y las instituciones educativas elaboraron y firmaron un pedido que fue presentado al intendente, Silvio Moreyra; al nuevo comisario,Juan Carlos Faría; al presidente del Concejo Deliberante, Amílcar Genre Bert; al juez de Paz, Leonardo López; entre otras autoridades. La nota, a la que pudo acceder 9 Ahora, persigue “el propósito de programar acciones para comenzar a revertir esta situación“.

En el escrito, las instituciones santaelenenses advierten que el avance de las drogas en las calles de la ciudad “está afectando y destruyendo gravemente la vida de niños, adolescentes, jóvenes, adultos y por ende de toda la comunidad“. Según reconocen en el propio texto, los firmantes entienden que con la nota presentada están “haciendo uso del derecho constitucional de peticionar ante las autoridades”. “Les demandamos en su competencia, acciones que se compatibilicen con lo expresado“, concluyeron.

TRAS GISELA, EL MIEDO DE SANTA ELENA

La preocupación por la problemática de las drogas y la inseguridad en Santa Elena aumentó luego del reciente femicidio de la joven Gisela López, que desapareció el 22 de abril cuando volvía de la escuela. Tras 18 días de intensa búsqueda y rastrillajes, el 10 de mayo último su cuerpo fue hallado sin vida a 200 metros de su casa y el asesinato permanece impune.

Algunas de las hipótesis sobre el crimen tienen que ver con el entramado de la compra y venta de estupefacientes. Incluso, durante las marchas en pedido de justicia, el pueblo llegó a denunciar que podría existircomplicidad política y policial. “No vamos a permitir que un puñado de corruptos nos mate a nuestros hijos“, se escuchó en una de las oportunidades a través del megáfono frente a la Comisaría N° 15 de Santa Elena.

Concretamente, el 4 de junio 9 Ahora informó que habían removido al comisario local, Pablo Noriega. A pesar de que hacía sólo 5 meses que estaba al mando, la Policía sostuvo que el cambio se debía a un “reordenamiento jerárquico”, que nada tenía que ver con el asesinato de Gisela.

Actualmente, los santaelenenses avanzan en el pedido de una garita policial que brinde seguridad en la entrada de la ciudad, además de iluminación en las zonas oscuras y apartadas. También, han logrado que sus hijos puedan volver de la escuela nocturna resgurdados en un colectivo municipal, y siguen reclamando a las autoridades. Así, de a poco, Santa Elena busca conquistar para sus habitantes, los accesos y oportunidades que no tuvo Gisela López.

0 comentarios :

Publicar un comentario