16/11/16

Continua el juicio por el asesinato a Eduardo Soto

En el juicio que se trata de determinar la responsabilidad de Rodrigo y Agustín Ballestena, testigos señalaron sin dudas a los hermanos como quienes el 14 de junio de 2015, alrededor de las 21, llegaron a la agencia hípica del Hipódromo de La Paz con un vaso de whisky y muy alterados, y tras molestar a los presentes, que se encontraban allí mirando carreras de caballos por televisión, mantuvieron una discusión con Néstor Eduardo Soto y varios de los asistentes al lugar. El altercado comenzó dentro de la agencia y se trasladó al exterior, donde Soto terminó con cinco heridas de arma blanca y su padre con dos. El primero llegó al hospital 9 de Julio de La Paz con el cuchillo homicida clavado en el tórax y falleció; mientras que su padre pudo sobrevivir a las dos heridas que recibió en cada lado de la cintura.

Hipótesis. En los alegatos de apertura, el fiscal de La Paz Facundo Barboza recordó el hecho y sostuvo que durante el juicio demostrará que los hermanos son responsables de los delitos de Homicidio simple y Homicidio simple en grado de tentativa. Por su parte, el querellante particular, Alberto Alsina, adhirió a la postura de Fiscalía. Finalmente, el defensor de los hermanos Ballestena, Marcos Rodríguez Allende, adelantó que pedirá la absolución de culpa y cargo de sus defendidos porque dijo que demostrará que los hermanos fueron agredidos por varias personas que los quisieron matar en una pelea en la que hubo más de un arma blanca y que nada fue premeditado por parte de los Ballestena, quienes habrían sido las víctimas de una agresión ilegítima que no comenzaron ellos.

Presenciales. De los nueve testigos que declararon en la primera jornada del juicio se destacó el testimonio de Eduardo Soto, padre de la víctima y víctima del hecho; el de Yanina Puig, que trabaja en la agencia hípica levantando apuestas de los hipódromos de San Isidro, Palermo y La Plata, y que según relató fue víctima de una agresión verbal por parte de Agustín Ballestena. También declaró Mario Velenzuela, que trasladó en su camioneta hacia el hospital a los Soto; Favio Ieno, que sufrió un corte cuando intentó separar a los Ballestena de Soto. También declararon Gustavo Sánchez, Jesús Ayunes, Juan Rodríguez, Diego Vega y el perito de la Policía Oscar Leones. Todos aquellos, salvo Leones, refirieron en los puntos más importantes la versión que dio cuenta que los hermanos llegaron al lugar con un vaso de whisky, que comenzaron a molestar a los presentes hasta que fueron conminados a irse del lugar.

Apellido. Puig relató que como responsable del lugar les pidió a los hermanos que se retiraran porque estaban molestando a los presentes. Recordó que Agustín comenzó a insultarla y pedía que le regresen el vaso de whisky, cuando se lo entregaron lo azotó contra el piso y comenzó a gritar “a mí nadie me saca, soy un Ballestena, nadie me saca” y mirando a la mujer le dijo “sacame vos si sos tan mala” y le pegó un puñetazo al monitor de la computadora con la que Puig trabaja.

Calmar. Todos los testigos señalaron que Soto no quería pelear con los hermanos, e incluso afirmaron que su intención era calmarlos. Ieno dijo que Soto salió de la agencia hípica con Agustín Ballestena, y que Rodrigo Ballestena los siguió. Que salieron para hablar, refiriendo que nada hacía presagiar el fatal desenlace. Incluso varios testigos relataron que todos eran conocidos de “las carreras”. Afuera, en una oscuridad casi absoluta, alcanzó a escuchar que uno de los hermanos gritó “cagaste, la tenés adentro”. Ieno descartó que en el lugar haya habido una pelea entre Soto y los hermanos, mencionado que su intención era separarlos para que las cosas no pasaran a mayores.

Valenzuela recordó que salió de la agencia cuando Ieno regresó y dijo que habían apuñalado a Soto. Afirmó que le pidió autorización al padre de Soto para llevarlo al hospital y los cargó en el rodado junto al hijo. También dijo que cuando estaban subiendo a Soto, los Ballestena regresaron en una moto y comenzaron a apedrear la camioneta. Valenzuela dijo estar desesperado y sostuvo que pensó en arrollarlos si no lo dejaban pasar hacia el hospital.

Fuente: El Diario

0 comentarios :

Publicar un comentario