5/2/17

La tarifa eléctrica subirá un 35 por ciento en los primeros tres meses del año en Entre Ríos

La tarifa eléctrica tendrá una suba promedio en la provincia de Entre Ríos del orden del 35 por ciento entre enero y marzo. Se trata de la traslación del aumento en los precios mayoristas del costo de la energía, autorizado por el Ministerio de Energía de la Nación, a lo que se agrega la suba ya aprobada en la provincia en la audiencia pública que tuvo lugar en agosto de 2016. El viernes, la Empresa de Energía de Entre Ríos SA (ENERSA) presentó la propuesta de recomposición de la tarifa ante el Ente Regulador Provincial de la Energía (EPRE), que podría estar resolviéndolo el martes. No obstante, el titular de la compañía eléctrica, Alfredo Muzachiodi, aclaró que no se trata de números definitivos; “hay que afinarlos”.Frente al impacto que supone la actualización tarifaria en el bolsillo de los usuarios, desde la empresa provincial hicieron una serie de recomendaciones respecto de qué camino seguir para conseguir un ahorro de energía.La distribuidora estatal ENERSA presentó el viernes un borrador de reestructuración del cuadro tarifario ante el EPRE que, según evaluó el titular de la compañía eléctrica, Alfredo Muzachiodi, podría estar aprobado a partir del martes. “De todos modos, no son números definitivos; hay que afinarlos”, explicó.

El martes 31 de enero, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció aumentos en la tarifa eléctrica que van del 60 al 148 por ciento para usuarios de Edenor y Edesur, las distribuidoras eléctricas que atienden la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Según los cálculos oficiales, la factura promedio mensual para los clientes residenciales porteños con consumos de hasta 150 kWh al mes (son el 30 por ciento del total de usuarios de Edenor y Edesur) pasará de los 131 pesos de enero a alrededor de 211 pesos al mes desde marzo.

Pero a las provincias los cálculos de aumento todavía no han llegado, aunque igualmente se empezaron a realizar los primeros esbozos, y ese cuadro tarifario tentativo se presentó al Ente Regulador.
Golpe al bolsillo

El impacto del aumento proviene de la quita de subsidios al sector eléctrico, y que impacta de lleno en el bolsillo de los usuarios.

Según publicó el diario La Nación, a la administración del Presidente Mauricio Macri no le preocupa tanto el costo político de los aumentos tarifarios como bajar el costo financiero de sostener los subsidios.

Según los números que maneja el Ministerio de Hacienda, los aumentos de luz que anunció el titular de Energía, Juan José Aranguren, implicarán un ahorro para el Estado del orden de los 39.000 millones de pesos. La cifra representa un 0,4 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) estimado para este año y constituye una porción fundamental del recorte de gastos previsto por el gobierno para alcanzar la meta.

En total, la administración Macri espera recortar subsidios equivalentes al 0,9 por ciento del PBI, que representa unos 87.750 millones de pesos que dejará de poner el Estado y deberán ser cubiertos por la demanda de diversos servicios públicos.

Desde el punto de vista del gobierno, el costo político que está atado al aumento de tarifas será compensado por un millonario ahorro fiscal que le permitirá a la administración de Mauricio Macri acercarse al cumplimiento de la meta de déficit prevista para este año, del 4,2 por ciento del PBI.

El año 2016 amaneció con fuertes incrementos en las tarifas. En Entre Ríos, fueron del 137 por ciento, suba que fue discutida en la Justicia, aunque finalmente la actualización del cuadro tarifario quedó firme por un fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ).

El Ente ha explicado en la Justicia el procedimiento que derivó en el aumento tarifario de la energía que ahora está en discusión. Fue producto de la eliminación de subsidios.

Primero fue la resolución Nº 150/15 del Ente Regulador, que puso en vigencia el aumento aprobado en la audiencia pública de enero de 2014, en Villaguay, cuando se autorizó una suba del 19,8 por ciento que, sin embargo, y como consecuencia de un acuerdo Nación-Provincia, permaneció congelado. Pero a ese incremento se sumó el índice de adecuación de los costos de distribución, otro 17,2 por ciento, con lo cual la suba resultó del 37 por ciento.

Un informe del Ente Regulador dio cuenta que, además, se incorporaron otros componentes: a la suba del 19,8 por ciento, se agregó un incremento aplicado a través de la resolución Nº 150/15 del 37 por ciento por una variación en el denominado valor agregado de distribución (VAD), más otro 37 por ciento en febrero, a lo que se sumó un aumento de los precios mayoristas, del 57 por ciento. Así, resultó aquel incremento del 137 por ciento.

Más aumentos

Según la audiencia pública de agosto de 2016, en la que se concretó la revisión quinquenal del cuadro tarifario, se acordó una suba del 32 por ciento, en tres fases, según lo dispuesto por el Ente Regulador, a aplicarse desde este año.

Las facturas que ya están llegando a los usuarios de ENERSA -la distribuidora que concentra el 71 por ciento del mercado en la provincia- ya incluyen el primer aumento aprobado, del 15 por ciento para enero. Una segunda suba, del 8%, se aplicará desde marzo, y otro 9 por ciento, en mayo.

Pero ahora se conoció la decisión del gobierno nacional de aplicar una suba en los precios mayoristas, que impacta sobre todas las distribuidoras del país. De acuerdo a un panorama que trazó el titular de Enersa, en febrero el impacto de las subas mayoristas será menor, en torno del 10 por ciento, de lo que será el incremento que operará en marzo.

“Comparando la tarifa de enero a marzo, el aumento promedio, incluyendo los que aplicó la provincia, rondará el 36 por ciento”, dijo Muzachiodi a El Diario.

Frente al impacto que supone la actualización tarifaria en el bolsillo de los usuarios, desde la empresa provincial hicieron una serie de recomendaciones respecto de qué camino seguir para conseguir un ahorro de energía.

Por ejemplo, manteniendo limpios los focos, se aumenta la luminosidad sin aumentar la potencia y podría suponer un ahorro de hasta un 20 por ciento en el consumo eléctrico; una lámpara sucia o en mal estado pierde hasta un 50 por ciento de su luminosidad.

Respecto de los acondicionadores de aire, recomienda mantenerlos en 24º, ya que así se asegura una temperatura agradable; llevarla a niveles más bajos provocará un aumento exponencial del consumo.

Un aire acondicionado de 3.500 frigorías puede consumir en una hora el equivalente a 80 lámparas bajo consumo de 20 watts cada una.

Otra recomendación es mantener limpia y ventilada la heladera. De lo contrario, puede llegar a consumir hasta un 15 por ciento más. De igual modo, recomiendan descongelarla en forma periódica y conseguir así un ahorro de hasta un 30 por ciento.

Del mismo modo, la distribuidora hizo notar que los electrodomésticos, aunque estén apagados, siguen consumiendo energía eléctrica por el sólo hecho de permanecer enchufados (como el televisor, el DVD, la computadora, el equipo de música y el cargador del celular). Este consumo eléctrico representa entre 5 y 16 por ciento del consumo general del hogar.

0 comentarios :

Publicar un comentario