4/2/17

QUE PASARÁ - Por Eduardo Martin Romero

¿Qué pasará? Es la pregunta de todos con relación a la administración de Donald Trump recientemente iniciada en la Estados Unidos; ello atento a lo casi desopilante de muchas de sus manifestaciones, pero en realidad lo que más preocupa es la relación comercial de EEUU y el grado de proteccionismo que puede imponer consecuencias a países como el nuestro.-

Para comenzar ya suspendieron por 60 días la importación de limones para revisar los acuerdos comerciales, alguien podrá señalar que esto traer un impacto negativo solo en los sectores vinculados a este producto pero también existen temores sobre una medida similar en torno a los cupos de exportación de carnes lo cual agravaría mas las dificultades de muchos sectores vinculados a estas dos producciones.-

Pero muchos indican esto como la punta del iceberg que nos puede generar mayores dificultades atendiendo a que Trump tiene dos enemigos comerciales en función de su campaña electoral donde señaló que el problema del desempleo en los EEUU era porque las empresas norteamericanas producían en México y en China abonando menos salarios y obteniendo mas rentabilidad; por ello expreso que los empresarios deberán volver a los EEUU a producir sus productos de lo contrario deberán abonar fuertes aranceles para poder ingresar los mismos, es decir cierre de barreras de importación.-

Los analistas indican que esto generará un fuerte stock de bienes desde heladeras hasta automotores pasando por los juguetes y cuanto producto chino nos podamos imaginar que inundaran el mundo en búsqueda de nuevos mercados para sus productos incluso a precios inferiores a los actuales.-
Para tomar una dimensión cabe consignar que México y China ingresaron a los EEUU bienes por 700.000 Millones de dólares en un año; mientras que la Argentina importó en trece años, de todo el mundo, esa cantidad, lo que demuestra la oferta de artículos importados que florecerá en el mundo para países como los nuestros.-

Si le sumamos a esta situación, la idea con la que el gobierno amenaza, de abrir las importaciones si no se cumplen las pautas inflacionarias por exagerados incrementos de precios; la ecuación asusta.-

Los empresarios productores de bienes manifiesta algún temor pero en realidad los principales productores de bienes si la importación se abre en la búsqueda de precios más bajos cierras sus fabricas y se transforman en importadores como ya sucedió en la época de Martínez de Hoz; los que pierden son los trabajadores que se quedan sin puesto de trabajo y la economía se hace cada vez más marginal por el cuentapropismo; sabemos que con tiempo, ante la falta de empleo y la falta de crecimiento para poder pagar las deudas externas, surgen crisis que retoman nuevamente la misma defensa que está haciendo ahora Trump, cual es fortalecer el mercado interno y mejorar el consumo.-
Los EEUU fueron los gestores de la globalización y de la idea que había que abrirse a la economía del mundo y que los países que solo produzcan materia prima se ocupen de ello, que los países industriales elaboren esa materia prima y vuelvan a vender esos productos elaborados con mano de obra extranjera (creían que iba a ser la suya) a los países productores de materia prima y ante algún déficit aumentarían el valor de sus bienes y le exigirían a los demás que saneen el déficit a cualquier costo.-
Esta receta se acabo para Trump, pero no porque nos quiera proteger, sino porque ellos comenzaron a sufrir las consecuencias de sus ideas de globalización y mercados globales.-

Los que pesábamos en el desarrollo no estábamos equivocados mientras que las teorías de globalización lo negaban hoy sus mentores pretende su desarrollo con cierres de barreras que naturalmente generarán problemas a los que se vieron obligados a aceptar la propuesta globalizadora.-

0 comentarios :

Publicar un comentario