13/4/17

¿HASTA CUANDO? - Por Eduardo Martín Romero

Muchas veces me he referido a la violencia como uno de los componentes que nos impide vivir con un mayor grado de felicidad y que ha logrado envolvernos en un manto de oscuridad, miedo, desazón, falta de esperanza y una larga lista dificultades para impedir que logremos nuestra materialización con dignidad humana.- 

Fernando Savater, filosofo español, en su conferencia “Ética en el mundo de hoy” refiere que la ética no cambia ya que señala, esta, es la reflexión sobre aquello que es valioso para la vida -de donde con relación a la violencia- podrán suceder diversos hechos más o menos violentos, se podrán transformar en algo cotidiano pero nadie puede sostener desde lo racional que ser violento es valioso para la vida.- 

Si reflexionáramos sobre lo que es valioso para la vida nos daríamos cuenta que muchas cosas podrán ser útiles pero que sin embargo no resultan valiosas para la vida, así pensaremos si es valioso poseer tanto dinero, es valiosa la corrupción, mentir, ser cobarde, ser satánico, vivir pendiente del poder, o será valioso ser solidario, incorruptible, decir la verdad, ser valiente, ser santo, no servirse del poder.- 

Esto no significa que no cometamos algunos o todos de estos actos no valiosos; lo importante es que reflexionemos sobre cómo debemos actuar; porque esta reflexión nos ayudara a evitar nuestro error de salirnos del camino de lo valioso para la vida.- En esta actitud, es inentendible como cada vez la humanidad comete más hechos violentos y lo son con tanta reiteración que pareciera que la violencia es la forma ética de actuar al extremo de llegar a sostener que debemos ser violentos con los violentos para evitar la violencia, lo que termina siendo una perversión inentendible.-
¿Es valioso para la vida ser violento? la respuesta que todo el mundo haría es, por supuesto, no ¿entonces porque somos violentos? somos tales porque creemos que la violencia es útil, que reitero no es lo mismo que valioso, a veces la violencia es útil al que protesta en pos de una reivindicación que toma más trascendencia, es útil a los fundamentalistas que pretende la extinción del enemigo, o es útil a los totalitarios, o es útil a los que siembran el miedo para obtener ganancias, o es útil para los sicópatas o los que aferran al poder en función del miedo, podrá ser útil la violencia en muchas situaciones pero a la vez no es valioso para la vida.- 

Correspondería interrogarnos sobre ¿qué es valioso para la vida? Y sin dudas coincidiremos en que es lo que deseamos para nosotros y para los nuestros esto es nuestros padres, nuestros hijos, nuestras parejas es decir lo que deseamos para los que amamos.- 

Ocurre que a veces tenemos acciones para los que amamos muy valiosas y para los demás tenemos actitudes que en lugar de valorar la vida la desprecian recientemente se conoció la muerte de Micaela Garcia y está sospechado un condenado por abuso que fue puesto en libertad a pesar de las dudas de la procedencia de esta libertad; analizando esta acción el juez que libero al sospechoso nunca pensó que podría ser actor de una violación que comprenda uno de los suyos, si tomo livianamente su decisión es sin dudas porque no pensó en lo valioso de mantener la protección de los otros.- 

Vemos violencia en las canchas de futbol, en la represión, baleados por atacantes en forma cotidiana, redes sociales cargadas de odio que no hacen más que generar conductas violentas hasta se pueden ver fotos de niños con armas de fuego subidas por sus padres, violencias en las relaciones de vecinos, entre automovilistas, etc.- 

Pero de manera lamentable, estas actitudes violentas son mundiales e involucran a toda la humanidad solo basta observar los enfrentamientos de los amigos venezolanos, los atentados de Atocha en Madrid, en Paris, en Londres, en Turquía y la guerra desatada en Siria que compromete fuertemente la disputa entre Rusia y EEUU.- 

Muchas acciones que Ud. conoce no harán más que reafirmar esta fuerte presencia de actitudes violentas entre nosotros, por ello se hace más que nunca necesario interrogarnos sobre qué actos son valiosos para nuestra vida e intentar privilegiar este tipo de actos no solo entre los que amamos sino con la humanidad en su conjunto quizás esta reflexión nos ayude a mejorar nuestras relaciones y evitemos preguntarnos ante el crecimiento de las actitudes violentas ¿hasta cuándo?.- 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario