25/5/17

ARREPENTIDOS SI O NO - Por Eduardo Martín Romero

La semana pasada se conocieron audios donde Temer, el presidente de Brasil y hasta hace poco solo vicepresidente de Rousseff antes de ser destituida, y dirigente del partido PMDB aliado, también hasta hace poco, del partido de Dilma el PT queda comprometido en actos de corrupción ocasionando una profunda crisis política y sin sustento popular.- 

Temer decide no renunciar con el agravante que el lunes de esta semana detuvieron a un asesor de Temer junto a dos ex gobernadores y seis personas más y el Jefe de Bloques de Senadores del PMDB pidió una salida “negociada” conociéndose además que Temer estuvo la noche del domingo reunido con sus aliados.- 

Esto forma parte de lo que se conoce en Brasil como “lava jato” una investigación de corrupción política que involucra al PT y ahora al PMDB llevada a cabo por la Justicia de Brasil y la policía federal brasileña quien realiza las detenciones y colabora con la justicia.- 

Este conciso relato nos lleva a interrogarnos porque en la argentina no ocurren investigaciones similares donde la justicia y el instrumento de la policía accionen en pos de investigaciones de tanta trascendencia como los casos de corrupción tan mencionados entre los políticos y los empresarios de manera similar a lo acontecido en Brasil.- 

Sin dudas la actitud de la justicia que siempre evito investigar a quienes están en el poder y una vez alejados del poder toman cursos algunas investigaciones pero que nunca tienen el final que la sociedad espera; esto es muy distinto a lo que acontece en Brasil, al menos por estos días, de acuerdo al relato enunciado.- Sin dudas la justicia argentina esta, o al menos estaba, lejos de estas actitudes; pero sin embargo algunos acontecimientos estarían demostrando un accionar distinto, al menos por algunos jueces federales, ya que el pasado 19 de Mayo se reunieron en el salón Azul de la Facultad de Derecho de la UBA unos 200 jueces liderados por Ariel Lijo y fundaron “Ajufe” asociación de jueces federales y amenazan con lanzar un “lava jato” argentino y piden para defenderse del poder político leyes como las de Brasil y tres lugares en el Consejo de la Magistratura.- 

Sin dudas la justicia argentina no ha sido un dechado de virtudes pero también es cierto que en Brasil al igual que EEUU y otros países existen las llamadas ley del arrepentido que permiten a los jueces, y por ende a la justicia, lograr pruebas contundentes en los casos de corrupción investigados.- 

Al igual que las moratorias impositivas las leyes de arrepentidos no son éticas ni morales pero son instrumentos que permiten en el primero de los casos las percepciones de impuestos dejados de abonar y en el segundo hacer posible instrumentos de prueba que permitan éxito en investigaciones de corrupción.- 

Tan es así que muchos políticos y empresarios argentinos sin dudas están salpicados por el “lava jato” brasileño pero ocurre que los arrepentidos de Brasil no pueden efectuar declaraciones en Argentina porque al no existir la posibilidad de eximirse de la condena por sus aportes es posible que terminen detenidos y por ello no colaboran en la investigación y la Justicia Brasileña tampoco puede aportar pruebas que posee en su poder ya que hizo con los arrepentidos el compromiso de excluirlos de culpabilidad y por ende no pueden colaborar con los jueces argentinos puesto que pondrían en peligro a los arrepentidos quienes podrían ser requeridos por la justicia argentina.- 

No es sencillo para la justicia avanzar en el entramado del narcotráfico o la corrupción, solo basta señalar que muchos de los arrepentidos deben radicarse en otros países, tal el caso del empresario de frigoríficos que denuncio actos de corrupción en el marco del “lava jato” y antes de que se conocieran sus aportes ya estaba en EEUU.- 

Sin dudas uno puede descreer de la sanción de leyes que permitan la figura del arrepentido porque tanto el poder económico como el poder político no permiten su instrumentación siempre alegando lo falto de sentido ético y moral de que alguien evite la sanción por haber delatado a los pares corruptos.- Siempre la leyes del arrepentido serán materia de discusión y en el fragor de la misma demoraran sus sanciones pero es real que en la mayoría de los casos –por ejemplo Brasil- quien aporta datos para lograr su inmunidad debe efectuar declaraciones probadas y avanzar en los estamentos más altos; por ello cuando alguien como en el caso de Brasil denuncia al Presidente ningún otro arrepentido podrá lograr inmunidad porque ya no existe estamento más elevado.- 

Por esta cuestión de tiempos siempre de manera rápida quien se va a arrepentir debe efectuar su manifestación antes que otro se le adelante con un estadio mayor y lo deje sin posibilidades de obtener la inmunidad y cuando esta ley no existe los arrepentidos a pesar de los Fariña, los Báez o los López no aparecen.- (*) 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario