12/5/17

Clínicas piden "paciencia" a los afiliados a PAMI mientras renegocian convenios

Con la finalización del mes de abril, PAMI dejó de abonar a los prestadores de salud el convenio por prestaciones, para comenzar con el sistema capitado (un monto fijo por cada afiliado de primer nivel e internaciones).

Esta situación puso en alerta a los titulares de las clínicas y sanatorios de todo el país y días pasados mantuvieron una reunión a nivel nacional con las autoridades de PAMI para tratar de llegar a un nuevo acuerdo que no sea tan perjudicial para los centros asistenciales.

Al respecto, Silvia D'Agostino, titular del sanatorio La Entrerriana y vicepresidenta de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, recordó que "a fines de abril nos enteramos que el día 30 nos quedábamos sin convenio" por decisión "unilateral" de PAMI.

En tal sentido, contó que en la reunión con funcionarios de PAMI, "nos dijeron que están en crisis, que tienen un déficit de casi 1.000 millones de pesos por mes y que necesitan tener un presupuesto asignado al gasto prestacional. El problema que tenemos los prestadores a nivel país es que han fijado algunos valores que son totalmente insuficientes y realmente generará conflicto entre el prestador y los afiliados porque estaban acostumbrados a ser atendidos de manera inmediata".

Para dar un ejemplo del cambio de convenio, y cómo los afectará, D'Agostino dio cuenta que "si 10 cirugías de vesícula valían 1000 y hoy te dan 80, vos no le podés bajar el sueldo a la enfermera, al médico, al anestesista; por lo que realmente habrá una reprogramación de internaciones no urgentes, programación de prácticas".

No obstante, la titular de La Entrerriana, destacó que las autoridades de PAMI "se mostraron muy abiertos, e iban a tratar de corregir lo que no estuviera bien. El problema es que todavía no hemos tenido respuestas y estamos preocupados".

Respecto a la atención que se brinda a los afiliados a PAMI, D'Agostino afirmó que "estamos atendiendo todas las urgencias y lo demás empezando a programar. No podemos dejar de atender pero tampoco tenemos un contrato firmado". Ante esta situación, solicitó a los beneficiarios de la obra social, "que nos tengan un poquito de paciencia porque estamos recién renegociando el contrato". Y negó que se estén otorgando turnos con varios meses de demora; "si tal vez de semanas, pero es porque estamos esperando respuestas".

"Si no reconducen los valores que nos propusieron realmente el convenio será muy perdidoso", entendió.

Paso seguido, aclaró que al afiliado "se lo recibe, se le toman los papales para que los estudien los médicos auditores, las cosas que son urgentes se le da curso inmediato y lo otro se lo programa".

A pesar de los inconvenientes que este nuevo convenio genera, D'Agostino manifestó que es "entendible" que si el presupuesto no alcanza para pagar tienen que hacer alguna modificación, el problema es que fue "intempestiva, unilateral, sin diálogo previo". Dentro de una semana, cuando tengan alguna respuesta sabrán cómo continuará la situación.

El convenio capitado de PAMI no sólo enciende la alarma en los sanatorios más importantes de la provincia y del país, sino también a aquellas clínicas "chicas que son PAMI dependientes, y esta circunstancia los está poniendo en riesgo porque la modificación los compromete", indicó Víctor Lozze, presidente de ACLER. Elonce.com

0 comentarios :

Publicar un comentario