5/5/17

Mariale Viola celebró la adhesión de la provincia a la protección de niños con dislexia

La Cámara de Senadores de Entre Ríos, este miércoles por la noche convirtió en ley el proyecto que ya tenía media sanción en la Cámara Baja, por el cual se adhiere a la ley nacional que declaró de interés el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos con Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA). La diputada provincial María Alejandra Viola (Cambiemos-La Paz), que impulsó la norma desde la Cámara Baja, celebró la decisión de los senadores y destacó “el empuje de los padres”. “La norma permitirá que la provincia se adecúe a los parámetros nacionales para abordar esta problemática”, señaló Viola en declaraciones enviadas a Analisis Digital.

Los senadores aprobaron por unanimidad el texto enviado por la Cámara de Diputados, de allí que solo resta la promulgación por parte del Poder Ejecutivo. “Esta nueva norma permitirá que la provincia se adecue a los parámetros nacionales para abordar esta problemática, y posibilitará en el ámbito de la educación y de la salud, detectar tempranamente esta afección en el aprendizaje de los chicos que tienen que ver con un problema neuro-biológico y no psicológico”, explicó la diputada Viola, en relación al proyecto transformado en ley.
Las estadísticas determinan que dos o tres chicos en cada aula tienen esta afección pero los docentes no alcanzan a advertirlo. Asimismo la diputada Viola, reflexionó: “Esta aprobación definitiva está básicamente motivada por el empuje de los padres de los niños que sufren este problema, en especial por quienes conforman la Agrupación de Madres, con las que trabajamos en conjunto para presentar esta iniciativa, de allí que podemos manifestar una gran satisfacción por este logro”.

Indicó luego que resulta “muy necesario que el conjunto de la población se concientice en torno a este tema, para que haya un diagnóstico precoz que permita abordarlo de raíz”. También destacó que estos resultados “como la aprobación de esta iniciativa, se dan cuando la actividad legislativa se desarrolla con responsabilidad y sin partidismo y es por eso que es justo destacar el acompañamiento que tuvo el proyecto por parte de todos los legisladores de las distintas bancadas, en ambas cámaras”.

Dislexia

La dislexia es la dificultad que presentan algunos niños para adquirir las destrezas lectoras, dificultad que les impide alcanzar con normalidad los aprendizajes relacionados con la escritura, independientemente de otras destrezas cognitivas, tales como la inteligencia, el razonamiento y la memoria. Afecta a un 10-15 por ciento de la población escolar, con un bajo porcentaje de diagnóstico precoz y por consiguiente de accesibilidad a terapias específicas y adecuadas a cada caso en particular.

La implicancia de esta realidad significa la discriminación de niños y niñas, la dificultad para integrarse con sus pares, la frustración a pesar de los esfuerzos cotidianos, ansiedad, trastornos de conducta y las “etiquetas” de parte de adultos, incluso docentes y padres.

La norma nacional, sancionada en el Congreso de la Nación, en su primer artículo establece como objetivo prioritario garantizar el derecho a la educación de los niños, niñas, adolescentes y adultos que presentan Dificultades Específicas del Aprendizaje y en su segundo artículo declara de interés nacional el abordaje integral e interdisciplinario de los sujetos que presentan Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA), así como también la formación profesional en su detección temprana, diagnóstico y tratamiento; su difusión y el acceso a las prestaciones.

Según la Ley 27.306 se entiende por Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA) a las alteraciones de base neurobiológica, que afectan los procesos cognitivos relacionados con el lenguaje, la lectura, la escritura y/o el cálculo matemático, con implicaciones significativas, leves, moderadas o graves en el ámbito escolar.

Con la ley nacional no solo se garantiza la detección temprana, diagnóstico y tratamiento, sino que se está garantizando a los niños, niñas y adolescentes el derecho a su inclusión en el proceso de aprendizaje sin restricciones ni impedimentos, contribuyendo de esta manera a su bienestar general, al desarrollo de su personalidad y a la revalorización de su autoestima.

0 comentarios :

Publicar un comentario