6/7/17

NO CREO PERO QUE LOS HAY LOS HAY - Por Eduardo Martín Romero

La proximidad de actos eleccionarios trae consigo una serie de especulaciones que tanto unos alientan como otros intentan despejar; uno de estos “fantasmas” es la aparición de información que da cuenta que Macri ha instruido a su gabinete para que después del acto eleccionario de Octubre se impongan una serie de ajustes para lograr la disminución del mal llamado “gasto” del estado, disminución que indican sería para el año próximo de 80.000 millones de pesos.- 

Aparecida esta información el pasado martes el Jefe de Gabinete Marcos Peña negó la posibilidad de un “ajuste” después de las elecciones al señalar “NO, no viene un ajuste. Ese fantasma que se viene agitando permanentemente es una lamentable bandera de las pocas que quedan frente a aquellos que no pueden generar esperanza y solo quieren generar miedo” esto en clara alusión a la oposición.- Es cierto que siempre utilizan todos los sectores políticos la agitación de fantasmas cuando se está ante la llegada a un acto electoral, sea desde la oposición o desde el gobierno.- 

Es difícil lograr, desde la información con que uno cuenta, establecer si el ajuste postelectoral es real o es un fantasma; sin embargo uno puede analizar algunas consideraciones para establecer si esto es posible que suceda o no.- 

En primer término no debemos olvidar que Macri en su campaña electoral negó toda posibilidad de ajuste e indicó que esto, que era anunciado por Scioli, era meterle temor a la gente; sin embargo a pocos días de gobierno intento un brutal ajuste de tarifas, sin audiencias públicas que genero tanta resistencia que se vio obligado a dejarlas sin efectos a pesar de lo cual igual, aunque en menor grado, el ajuste de tarifas se produjo y se sigue produciendo; de igual manera se intento dejar sin efectos alguna ayudas sociales con la argumentación de que estos beneficios estaban siendo recibidos por personas a las que no les correspondían, lo cual también fue dejado sin efecto por la ola de reclamos que se plantearon.- 
Cabe recordar los ajustes del PAMI la disminución de los medicamentos gratuitos a 4 en lugar de 5 y las disminuciones en las derivaciones; al igual que las dificultades en otros planes sociales.- 

Muchos señalan que a pesar de que estaban presupuestados una serie de dineros para algunos rubros el Gobierno no va a ejecutar los gastos y como una consecuencia va a lograr disminuir el déficit no ejecutando algunos gastos presupuestados, lo que es más ajuste.- 

Analizando estos hechos pareciera que el fantasma no es tan fantasma o si lo es ya está instalado entre nosotros, quizás al menos como fantasmita, pero aun cuando la culpa la tenga la “pesada herencia” el ajuste existe y no es fantasma.- ¿Qué ocurrirá después de la elecciones? una cosa es concreta el gobierno para el 2017 estableció como déficit un 4,2% del producto bruto, ahora bien recordemos que en el 2017 hubo el ingreso del blanqueo de capitales que no estará en el 2018 y que además prometieron llevar el déficit al 3,2% en 2018; si tampoco existen posibilidades de crecimiento y no estarán más los ingresos del blanqueo lógicamente solo será posible ajustando el gasto es decir echando mano al fantasma.- Este anuncio ya fue hecho por el diario “La Nación” el 10 de Marzo de 2017 con un título que señalaba “Moderan la suba de tarifas y el recorte de gastos hasta después de las elecciones” terminando este artículo de un diario no opositor y escrito por Mariano Obarrio a quien nadie puede señalar de opositor la columna cierra con una frase que indicaba ya en marzo la existencia del fantasma cuando dice “Hacia fines de año o en el 2018 podría hacerse la mayor parte del recorte del gasto improductivo. Cuando pasen las elecciones” salvo que alguien suponga que Obarrio y el diario La Nación están agitando fantasmas el recorte existe según ellos.- Otro dato el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne era columnista de La Nación y en esa tarea exigía al gobierno mayor ajuste en el gasto fiscal, hoy Ministro de Hacienda sería el encargado de este ajuste que algunos indican, a pedido de Macri, está demorando hasta que pasen las elecciones.- 

Todo esto llevaría a suponer que el fantasma no es tal sino que es una realidad concreta y el interrogante de porque la demora es solo por el acto electoral ya que este ajuste recaerá sin dudas en los que menos tienen con la argumentación de que luego de saneada la economía la misma permitirá el recupero de los mas postergados.- El ajuste en el precio de las naftas reciente genero quejas de la Sociedad Rural Argentina sin embargo rápidamente con el aumento del valor de dólar recuperaron la perdida por el gasoil; la obra pública difícilmente pueda ser ajustada porque será la única generadora de empleos en estos tiempos y hasta tanto surjan las inversiones, si es que llegan.- 

Sin dudas el fantasma se abocará a la disminución del gasto en “servicios sociales” esto es salud, asistencia y seguridad social, educación, cultura y trabajo, vivienda y urbanismo, agua potable y alcantarillado y servicios urbanos.- 

También el fantasma pretenderá terminar con los subsidios a las tarifas de servicios públicos y se intentará el incremento de las mismas.- Quizás se esté agitando con más fuerza esta cuestión del fantasma por los tiempos electorales; pero como decía mi abuela “yo no creo que los hay los hay” (*) 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com Para "El Paceño" y "El Ojo Mirador"

0 comentarios :

Publicar un comentario