25/8/17

¿EXISTE UN CAMBIO? - Por Eduardo Martín Romero

Nadie puede negar que hace poco menos de dos años más de la mitad del país votó por los candidatos que proponían un cambio; alguno podrá negarlo pero la mayoría piensa que la gestión de Macri vino para producir el cambio, sin embargo a poco de observar la realidad se demuestra que el cambio no existe, o no es menor; ofreciendo cambios que benefician a los sectores de más ingresos.- 

El 28 de agosto de 2016, hace un año, escribía una columna titulada “Distintos pero parecidos” en la cual daba cuenta de una realidad que demostraba alguna similitudes en la macro y micro economía, entre el gobierno de cambiemos y su antecesor.- Sin dudas el cambio fue con relación al pago a los fondos buitres, la eliminación del cepo cambiario (aunque algunas señales dan cuenta de algunas argucias utilizadas para impedir la compra de dólares cuando supero los $18), la eliminación de parte de las retenciones a la soja, el fuerte endeudamiento externo.- 

Pero en realidad no existe cambio cuando se mantiene un altísimo gasto publico que se pretende recortar pero no encuentran la formula para mitigar los daños colaterales; como una consecuencia de lo anterior existe una alta inflación, que si bien disminuye en relación a la última gestión, aun observa números demasiados altos para que manifieste una actitud de cambio; existe una clara utilización de los aportes del Estado Nacional para favorecer los gobernadores aliados y castigar los opositores; se observan altos índices de marginalidad, algunos indican su crecimiento, no logrando revertir esta grave situación vigente desde la gestión anterior demostrando la falta de cambio.- Pero en estos últimos días existen dos hechos que pueden llevarnos al convencimiento de que tampoco existe cambio en lo institucional o si Ud. lo desea en el pensamiento republicano, si bien estos hechos no resultan ilegales, desde el punto de vista ético es sin dudas más de lo mismo.- 

Detengámonos en el escrutinio provisorio de las PASO en la provincia de Buenos Aires donde se cierra el escrutinio con un 8% de ventaja a favor del PRO y al día siguiente la información era, para algunos un empate y para otros un triunfo de Cristina Kirchner, situación muy parecida a la de Santa Fe donde en el último tramo del escrutinio provisorio el Kirchnerista Rossi se alzo con una victoria increíble en la noche anterior.- Muchos señalan que la contratación de Alejandro Tullio por parte del Correo Argentino hacía suponer que el Macrismo utilizaría algunos “métodos” electorales del Kirchnerismo; cabe recordar que Tullio fue el Director Nacional Electoral de los 12 años de kirchnerismo por lo que conoce la utilización de los números cuando el resultado electoral viene complicado.- 

Esta situación, por si misma, asimila la conducta de la actual conducción con la anterior pero además el resultado electoral en el país fue beneficioso para Cambiemos por lo cual resultaba innecesario este tipo de manipulación y por ello también se copia de actitudes que innecesariamente utilizó la gestión anterior lo que ausenta la actitud de cambio.- 

La otra situación para analizar desde lo institucional en la comparación con la gestión anterior es la suspensión del Juez Eduardo Freiles por parte del Consejo de la Magistratura, donde fue posible suspenderlo porque el integrante del Consejo representante del kirchnerismo, Godoy, fue alejado en un fallo confirmado por la Cámara en lo Contencioso Administrativo y el Consejo demoró la aceptación de su reemplazante Mario País también Kirchnerista, y cuando prestó juramento, el Consejo de la Magistratura adelantando el orden del día ya había suspendido al Juez Freiles.- 

Si bien no tiene defensores el Juez Freiles no es menos cierto que el manejo del alejamiento de Godoy y la demora en la jura de País junto al adelantamiento del orden del día permitió tener los votos para alejar al juez Freiles en una actitud no del todo abonada por los principios republicanos.- 

Debemos plantearnos la hipótesis que el kirchnerismo hubiera utilizado estos dos caminos, el manejo de los datos electorales y el manejo de renuncias y ordenes del día para alejar a un juez, e interrogarnos sobre que hubiéramos dicho de estos dos actos y obtendremos como conclusión que no habrían estado conforme los requerimientos de la ética republicana.- 

Alguno sostendrá que había que alejar el Juez a cualquier precio atento a las sospechas de corrupción o sea “el fin justifica los medios” muy usado por cierto por el kirchnerismo lo que avala el interrogante sobre si “¿existe un cambio?” (*) 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com Par "El Paceño" y "El Ojo Mirador"

0 comentarios :

Publicar un comentario