29/9/17

El Gobierno entregó aportes a apicultores de La Paz y otras localidades

El gobierno de la provincia, a través del Ministerio de Producción, entregó aportes a apicultores por un valor de de 198.450 pesos y benefició a trece productores apícolas de los departamentos La Paz, Concordia, Diamante, Tala y Uruguay. Corresponde a la emergencia declarada por el decreto 411/15.

El Ministro de Producción de la provincia, Carlos Schepens, acompañado por el Secretario de Producción Primaria, Martín Barbieri, entregó a apicultores la ayuda correspondiente al último tramo de aportes de la emergencia agropecuaria en el marco del Decreto 411/15.

La suma total de Aportes No Reembolsables entregados fue de 198.450 pesos y benefició a trece productores apícolas de los departamentos La Paz, Concordia, Diamante, Tala y Uruguay. De esta manera se cierra el circuito de aportes con estos productores apícolas que por cuestiones administrativas no habían percibido con anterioridad estos subsidios.

Oportunamente, el gobierno provincial había realizado las gestiones necesarias para que esta actividad sea incluida dentro del aporte económico que entregó el Ministerio de Agroindustria de la nación a los sectores productivos afectados, ya que la mayoría de los productores perdieron gran parte de su producción, aunque también existían casos que lo perdieron todo.

Datos de la Emergencia

La apicultura entrerriana es una actividad productiva estacional y con los fenómenos climáticos se encontró en una situación realmente vulnerable ya que su época de producción y cosecha de la miel coincidió paralelamente con el fenómeno de El Niño.

En casi toda la provincia, esta actividad tiene dos etapas de producción y cosecha. La primera etapa de cosecha (de acuerdo a la región) es en diciembre/enero, período en que se ve el resultado de las floraciones realizadas durante la estación primaveral. Y la segunda etapa de cosecha, que viene acompañada con otro tipo de flora, se cosecha en marzo/abril, extendiéndose hacia fines de este mes y un poco más en algunos casos.

Por lo tanto los productores no sólo vieron afectada su producción desde un principio, allá por diciembre con las intensas lluvias que en poco tiempo arrasaron sus colmenas, perdiendo material vivo, sino además con las dificultades posteriores que surgen luego de las inundaciones y afectan la productividad de las mismas, como ser la falta de ámbitos de floración y la humedad del ambiente que trae aparejado enfermedades sanitarias.

En la ocasión, el ministro Carlos Schepens manifestó su satisfacción porque “estamos culminando una etapa luego de haber realizado un enorme esfuerzo de relevamiento de los productores afectados, evaluando las pérdidas, estudiando soluciones y gestionando recursos.
“Es nuestra responsabilidad, pero sentimos un gran orgullo de poder estar codo a codo con ellos y poder brindar este apoyo que seguramente será de mucha ayuda para iniciar la recuperación después de estas dificultades”, concluyó el ministro.

(Prensa Ministerio de Producción)

0 comentarios :

Publicar un comentario