9/6/18

Cinco empresas presentaron ofertas para la planta potabilizadora de La Paz


Con un presupuesto oficial que asciende a 112 millones de pesos, el gobierno provincial licitó la obra para la nueva planta potabilizadora y la optimización del servicio de agua potable en localidad de La Paz.

La obra, inscripta en el plan de agua y saneamiento que el gobernador Gustavo Bordet desarrolla en toda la provincia, demandará un plazo de ejecución de 540 días corridos.

Del acto licitatorio, realizado en el Ministerio de Planeamiento, ente ejecutor del proyecto, participaron el secretario ministerial de la cartera y coordinador general de la Unidad Ejecutora Provincial, Marcelo Richard; el director de Obras Sanitarias de Entre Ríos, Luis Trupiano; el senador provincial Aldo Ballestena; la diputada provincial Alejandra Viola; el intendente de La Paz, Bruno Sarubi; y representantes de las empresas oferentes.

Respecto a la obra y su financiamiento, Richard explicó que “el proyecto forma parte del plan de obras de agua y saneamiento que desde la gestión se lleva adelante en beneficio de todos los entrerrianos”. Y agregó además que “la obra se financiará con fondos que la provincia ha tomado del Fondo Fiduciario Federal”.

En este sentido, el funcionario enfatizó en la decisión del gobernador de “materializar una batería de obras que hagan a mejorar la calidad de vida como los trabajos del plan totalizador de agua potable en Concepción del Uruguay o la tercera etapa de la obra de revitalización del arroyo Manzores en Concordia, para la cual hemos firmado el acta de inicio hace pocos días”.

En cuanto a la obra de la planta potabilizadora para La Paz, Sarubi pormenorizó algunos detalles en relación a la situación actual en que se encuentra el suministro de agua potable en la localidad: “Continúa realizándose mediante pozos semisurgentes con los inconvenientes de salud que representa en los vecinos el consumo de agua salada”. Asimismo, señaló los beneficios que el proyecto implica “no sólo para los paceños en materia de sanidad sino también por la generación de fuentes de trabajo que una obra de esta magnitud conlleva”.

“Teniendo la posibilidad de garantizar suministros de agua dulce al tener un río caudaloso como el Paraná tan cerca, es un despropósito que se continúe el abastecimiento de este servicio mediante pozos de aguas duras”, remarcó por su parte el senador Ballestena, que agregó: “Por su alto contenido de sales, estas aguas duras exponen la salud de los paceños a diversas enfermedades”.

Por otra parte, el legislador se mostró agradecido por las gestiones del gobernador Gustavo Bordet que “permiten continuar con las obras a las que ya se ha comprometido el Ejecutivo, sorteando las dificultades que presenta hoy día el contexto a nivel nacional”.

“Por cuestiones de carácter administrativo, esta licitación tuvo que realizarse por segunda vez, pero siendo una obra tan significativa y necesaria para la ciudad de La Paz, vale la pena tomarse el tiempo necesario y garantizar que salgan bien las cosas”, aclaró Viola. A su vez indicó: “Por la magnitud de esta obra, y la buena convocatoria, entendemos que el proceso de evaluación podría llevar entre dos a tres meses”.

Anteriormente se había realizado una primera apertura de sobres para esta obra que, ante algunos errores en los valores de los ítems del presupuesto elaborado por una consultora contratada por el municipio, quedó desestimada la única oferta presentada por superar ampliamente los montos establecidos. En este contexto el gobierno provincial procedió a un análisis pormenorizado de los ítems del proyecto, arrojando valores muy alejados a los costos actuales de construcción, lo que derivó en la confección de un nuevo pliego por parte de la Dirección General de Obras Sanitarias de la provincia.

En consecuencia, para esta segunda licitación se determinó un presupuesto oficial que asciende a los 112.155.144,26 pesos, financiados por el Fondo Fiduciario, a través de un crédito que la provincia cubrirá al 100 por 100.

Detalles de obra

Con un plazo de ejecución que se estima en 540 días corridos, para esta primera etapa se prevén trabajos constructivos para la materialización de la planta potabilizadora, que beneficiarán a una población, proyectada a 2035, de 40.000 habitantes.

En las tareas se incluyen la obra de toma de agua del río Paraná, una estación de bombeo con las correspondientes bombas electromecánicas para su funcionamiento, labores para la impulsión de agua cruda a la planta a través de un acueducto y, por último, la edificación e instalación la planta misma, comprendiendo una subestación transformadora y la red de distribución interna. De modo que, para la segunda etapa quedarían pendientes las acciones para la distribución domiciliaria del servicio.

Las cinco empresas que presentaron sus ofertas son: Bridge Hydrogen S.A., José Eleuterio Piton S.A., Norvial Servicios S.A., la firma Del Litoral, Obras, Servicios y Montajes S.A. y la unión temporal de empresas (UTE), conformada por Antolín Fernandez S.A. y Mundo Construcciones S.A.

(Prensa Ministerio de Planeamiento)

0 comentarios :

Publicar un comentario