4/7/18

Una tormenta geomagnética golpeará la Tierra el 23 de julio - Por Fabian Zarate

Según recientes informaciones, una tormenta geomagnética de magnitud G1 golpeará la Tierra el día 23 de julio 2018; pero esto no sería todo, los días 15, 20 y 22 de julio la atmósfera se encontrará en estado de perturbación, según afirman los científicos del Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol del Instituto Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia. Cabe resaltar que la intensidad máxima de una tormenta geomagnética es G5, siendo las tormentas de magnitud G1 capaces de causar fluctuaciones ligeras en los sistemas energéticos y en los sistemas de control de los diversos dispositivos espaciales.

Así mismo puede provocar auroras boreales en altitudes de más de 60 grados. Se ha podido determinar que las partículas provenientes del Sol en los días 28 de junio, el 6 y 7 de mayo y el 20 de abril, causaron diversas tormentas magnéticas.

Este tipo de eventos suelen suceder continuamente, y hasta en periodos de actividad solar mínima. Cabe resaltar que la tormenta magnética más fuerte de este año fue registrada el día 20 de abril 2018. Para lograr detectar este tipo de eventos, se han lanzado vehículos especiales a diversas órbitas ubicadas a varios cientos de miles de kilómetros de la Tierra.

Estos dispositivos, capturan los datos como máximo una hora antes de que la tormenta llegue nuestro planeta. Pero hasta ahora, los científicos no han podido determinar cuáles son los efectos que las tormentas geomagnéticas podrían causar en los seres vivos.

Las tormentas magnéticas son causadas por el plasma que expulsado por el Sol que golpea la magnetosfera de la Tierra. Las partículas que bombardean el campo magnético causan diversas perturbaciones, y tienen la capacidad de causar mal funcionamiento de dispositivos electrónicos, interrupción de las comunicaciones por radio y posibles daños en las redes eléctricas.



Informo Alberto Fabián Zárate - Investigado

0 comentarios :

Publicar un comentario