29/11/18

DE GRIETAS Y MENTIRAS - Por Eduardo Martín Romero

En estos últimos tiempos a la argentina le toca vivir tiempos de enfrentamientos muy violentos que parecieran ser fruto de una grieta que cada vez comprende más sectores de nuestra sociedad.- La primera manifestación de una seria y profunda grieta fue en la política entre kirchneristas y opositores hoy esta grieta se manifiesta cada vez en más manifestaciones sean por cuestiones sociales o de otra índole como la deportiva y fundamentalmente en las competencias futbolísticas.- 

Quizás el clima vivido en la final por la Copa América entre River y Boca fue una de las tantas demostraciones de la violencia producida por la grieta existente en nuestra sociedad pero además desnuda una serie de mentiras e irresponsabilidades que conviene tener presente para ir mejorando algunas relaciones entre los integrantes de nuestra sociedad.- 

Esta columna no pretende ser un análisis futbolístico, por no contar con los conocimientos necesarios, pero pretende realizar una observación de conductas de nuestra sociedad más allá de lo deportivo.- 

En primer lugar es inentendible que por el lugar en que va a transitar el micro que lleva a la cancha al equipo de Boca este totalmente copado por personas que constituyen un verdadero cordón de simpatizantes contrarios, ello a estar por las vestimentas, cuando en realidad en este tipo de eventos estos contactos tan cercanos entre parcialidades rivales se evitan mediante la liberación de simpatizantes por las zonas donde circularán este tipo de comitivas.- 

Debemos recordar además que los últimos incidentes en el Congreso de la Nación también ocurrieron, entre otras cosas, por haber podido, los violentos, acercarse a lugares que impedían el ingreso al Congreso o debemos recordar lo acontecido en el Legislatura de la ciudad de Buenos Aires más recientemente.- 

Todas estas cuestiones son responsabilidad de los encargados de mantener la seguridad pero también mucho tiene que ver la construcción de un poder que tiene innumerables vicios.- 

Como ejemplo de estas situaciones las barras bravas de los clubes tienen un poder tan enorme que uno, hoy, duda si no tienen más poder que los dirigentes de los clubes; prueba de ello es que manejan ventas de entradas, puestos de comidas, trapitos de estacionamiento, banderas, cohetería y todo tipo de mercaderías que se comercializan en estos eventos.- 

Se señala que Caverna Godoy el líder de la más importante de las barras bravas de River fue uno de los responsables de la agresión al micro por una disputa por venta de entradas, ya está liberado a pesar de un operativo en el que fruto de un allanamiento lo habían detenido con entradas y dinero.- 

Pero a esto debemos agregarle algunas conductas de los simpatizantes ya que circulan imágenes de una madre escondiendo debajo de las ropas de una pequeña hija bengalas para poder ingresarlas a la cancha; también en un canal de televisión, viendo imágenes de la desconcentración, pude observar una mujer con un pequeño hijo y un bebe en brazos saliendo de la cancha lo que demuestra una conducta más que temeraria.- 

Pero además de estas y otras cuestiones; aparece la mentira como un elemento más del agravamiento de esta grieta.- Así se observan fotos con indicación de que algunos de los agresores al micro con vestimenta de River serían en realidad simpatizantes de Boca; otras versiones dan cuenta de que los jugadores de Boca no estaban tan afectados como denunciaban; otros indican que esto fue posible por la existencia de una interna entre Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad de la Nación, y la policía de la ciudad de Buenos Aires que le paso factura permitiendo las agresiones al micro con jugadores de Boca en una verdadera emboscada.- 

Así las cosas la culpa la tienen las barras bravas, los borrachos de la zona de la cancha, los de la seguridad, los de Boca, los de River, el público, los dirigentes, en realidad esto demuestra la grieta y la mentira.- 

Lo que más asusta es el discurso de los Dirigentes tanto del futbol como de la política ya que siempre consignan que “son unos pocos” incluso hablan de 10 o 20 personas lo cual hace más grave el hecho ya que es imposible aceptar que tan pocos obliguen a que, tantos muchos, tengan que soportar estos desmanes esta es la más grave de las mentiras no son pocos y si son pocos son muchos los que les permiten hacer lo que hacen.- 

Muchos somos los que tememos que esta violencia y que esta grieta en lugar de disminuir se agrave con el devenir de los tiempos electorales que se avecinan y que esto aumente aún más las mentiras que buscan inculpar unos u otros y en consecuencia cada vez nos cueste más entender cuál es la verdad y nos obliguen a tomar partido en la grieta y las mentiras.- (*) 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario