8/11/18

LO PERVERSO DE LOS AJUSTES - Por Eduardo Martín Romero

Estamos en el marco de un serio ajuste que golpea fuertemente a los que menos tienen y a la clase media y pareciera que este ajuste se profundizará aún más en los próximos meses.- No es deseo en esta columna discutir: sí la necesidad de tremendo ajuste es la pesada herencia del gobierno anterior o la mala praxis del actual; lo real es que estamos en el ajuste y deseo compartir con Ud. algunas cuestiones que hacen a este tipo de ajustes que buscan fundamentalmente hacer caer el consumo interno en la búsqueda de detener la inflación por caída de ventas y además recortar el mal llamado “gasto público”, comprendiendo dentro de este concepto algunos datos que son inversión, buscando evitar incrementar el déficit fiscal.- 

Digo que en este tipo de ajustes, que algunos plantean como necesario e inevitable, hay algunas cuestiones que los transforman en algo perverso.- Veamos algunas cuestiones a modo de ejemplificación de caminos que llevan al reconocimiento de algunas cuestiones de perversión.-

Además de disminuir los ingresos de los asalariados y de los pequeños emprendedores y de las PYME, lo que conlleva a que estos sectores disminuyan el consumo en cosas que pueden postergar, aumentan fuertemente el valor de la medicina prepaga por lo que ante la imposibilidad de poder continuar con los planes de salud, las personas, en muchos casos optan por bajar de planes perdiendo la calidad de los servicios en su atención médica que luego reclamarán de la salud pública; pero lo más grave aún es que muchos deben optar por dar de baja la prepagas, perdiendo las ventajas de su antigüedad además de perder toda atención, por lo que al quedar sin cobertura pasan a integrar los que reclaman atención de la salud pública.- 

Ahora bien este nuevo universo de personas que requieren de la salud pública viene a complejizar aún más la situación grave por la que atraviesa este sector pero como si ello fuera poco en este marco de ajuste fiscal se recorta aún más las partidas para la salud pública y allí es donde se nota la perversión si el sistema de salud ya estaba colapsado obligar a quedar sin cobertura a un universo mayor e incorporarlo a los que requieren servicios de la salud pública ya es perverso pero si además se destina menos a la salud excede todo marco de comentarios en este sentido.- 

Otro ejemplo: este gobierno alentó a los gobiernos provinciales a que se endeuden en el exterior entre otras razones para que estos dólares ingresen en la economía local y queden en el Central mientras las Provincia recibían pesos; ahora bien hoy el gobierno sin ninguna consideración al endeudamiento en dólares, que alentaron, devalúa como lo hizo en esto últimos tiempos y las provincias de un día para otro pasaron a deber el doble por lo que debieron ajustar uno de los gastos más altos que cada una posee como es la educación primaria y secundaria, hoy en manos solo de las provincias, y con el agravante de que ocurre lo mismo que en la salud; la pérdida de ingreso hizo que padres dejen de enviar sus hijos a colegios privados y los incorporen a la educación pública hoy con mucho menor presupuesto; todo esto demuestra la perversión de estos ajustes nuevamente.- 

El sistema previsional viene manifestando dificultades a raíz de que en la culminación del gobierno anterior por cada jubilado había 1,5 trabajadores que estaban aportando, con Macri por cada jubilado hay 1,2 aportantes, cuando en realidad para que el sistema funcione eficientemente hace falta 4 o 5 aportantes por cada jubilado por esta razón el “gasto” que los jubilados le representan al estado es importante y busca soluciones como congelar haberes eliminar el 82% o aumentar la edad jubilatoria; pero lo que ocurre es que la pérdida de fuentes de trabajo generó la disminución de aportantes haciendo peligrar el sistema, y la perdida de puesto de trabajo seguirá siendo mayor aún por la retracción del consumo y las pérdidas de prestadores de servicios y fábricas a lo que debemos sumar el recorte en la obra pública futura dan cuenta de otro indicador de la perversión de las propuestas de estos ajustes.- 

Debemos considerar también que este recorte del gastos, tan perverso, no permitirá el crecimiento de la economía ni el aumento de los puestos de trabajo ya que todo tiene como objetivo no endeudarse más y poder pagar la abultada deuda contraída que hoy representa el segundo mayor gasto, ya que el pago de intereses, si logramos que nos refinancien el capital, representa 20.000 millones de dólares para los próximos vencimientos.- 

Muchos piensan que un dólar caro nos hará competitivos en turismo para lo que hace falta infraestructura que no podemos construir por el recorte y con una inflación que no podemos controlar vamos perdiendo competitividad atento a que los costos internos y de servicios suben más que el dólar; también se tienen esperanza en una cosecha récord; esperemos que no aparezcan sequías o lluvias que impidan que la cosecha obtenga los rindes esperados.- 

Pero existen otros miedos y son con nuestro vecino y socio, Brasil, ya que si Bolsonaro cierra sus mercados o devalúa su moneda nos restará en la balanza de pago comercial y en el turismo.- Reitero quizás sea necesario pero que este ajuste es perverso es una realidad.- (*) 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario