30/5/19

COMPRENDER LO QUE ES COMPETIR - Por Eduardo Martín Romero

Hace pocos días leía una nota que, le hicieron a Oreste Berta, el que los amantes del automovilismo denominan “El mago de Alta Gracia”, y en la misma decía: Un porcentaje muy grande de los argentinos en la vida quieren estar adelante, pero en vez de preocuparse por hacer cosas para estar adelante, se preocupan porque el de al lado no avance y lo pase.” Esta misma visión yo observaba en nuestra ciudad y siempre pensé que era porque se trataba de un lugar pequeño.- 

Sin embargo a estar por la lectura de Berta esto ocurre en el país y en realidad se debe a que no estamos acostumbrados a competir de manera sana y hacernos responsables de los éxitos y fracasos que la competencia nos impone.- 

Quizás por ello, entre otras causas más, no podemos crecer a pesar de ser un país tan rico y con gente con capacidades que pocos lugares tienen.- 

Pareciera que nos esforzamos en perjudicar a quienes sobresalen para hundirlos y creemos que esto es la competencia que nos permitirá crecer sin comprender, que hace mucho tiempo pero fundamentalmente en el presente, la competencia se da en equipos y para ello debemos madurar en nuestra forma de competir.- 

Reflexionemos solo en algunos ejemplos de la competencia en nuestra sociedad para comprender lo que quiero señalar.- 

Hoy en la política no se debaten proyectos ni ideologías o propuestas de gobierno, solo se agrede y se trata de destruir al ocasional adversario y, lo que es más aun, algunos enfrentamientos políticos no surge de proyectos distintos sino que están movidos por rencores y porque no odios personales que transforman a la actividad política en un enfrentamiento irreconciliable que impide que agotada la contienda electorales todos trabajen por el crecimiento del país y solo los mueve poner palos en la rueda para dificultar el crecimiento que propone quien resultó ganador.- 

Por esto la grieta política es irreconciliable y muchos son los que piensan que avanzando en la grieta perduraran con éxito; pareciera que poco importa el país.- 

Aquellos políticos que no tomaron el camino de solo hablar mal del adversario, de pisarlo, de aniquilarlo, quedaron en el camino; hoy solo confrontan los que quieren acabar con el adversario y no proponen nada que no sea el susto por el contrario.- 

Los periodistas están comprendidos es esta grieta que se manifiesta en luchas y disputas pareciera palaciegas pero que afectan a la sociedad en su conjunto ya que alimentan, en lugar de información veraz, de datos tergiversados de la sociedad para enfrentar aún más a la gente sin tener presente que esto impide construir el bien común.- 

También en este estamento social aquellos que comprendieron que lo importante era insultar, blasfemar e imputar aun mentiras del adversario avanzaron; y los serios, recatados, que no debaten o discuten a los gritos sino con fundamentaciones poco a poco son excluidos de los medios porque no interesan al público.- 

La Justicia o al menos los integrantes de los más altos estamentos de la misma se encuentran enfrascados en una interna sin precedente donde lejos de estar motivadas en cuestiones dogmáticas son fruto de aspiraciones personales que incluso hacen de la justicia un instrumento para castigar a los opositores según quien o quienes ejerzan el poder asistimos a verdaderos episodios de persecución entre jueces, fiscales comprendiendo incluso a los máximos integrantes de la justicia.- 

Los deportista pasan por los mismos avatares de no lograr conformar equipos homogéneos y preparados para cada actividad todos muestran individualismo y no logran esquivar los rencores y resentimientos; si uno se interroga porque Messi produce en el Barcelona y no en Argentina es fácil colegir que allá en Europa los equipos compiten para ganarles a otros equipos y comprenden que este es el objetivo si el club sobresale sobresalen sus jugadores, mientras que acá cada uno hace la suya sin importarle otra cosa que lo que se dice de cada uno de ellos y poco importa el triunfo del equipo.- 

Hasta en la escuela misma es aceptado por alumnos y padres que lo que mas importa es la nota individual y poco interesa la calidad educativa de los establecimientos escolares, y ante el menor conflicto uno observa que padres cambian rápidamente de colegio a sus hijos en búsqueda de una conquista personal.- 

Esto, me parece, nos genera serias dificultades de tener un norte que nos comprenda a todos, o en su caso buscar entre todos alcanzar un mejor nivel de vida, poco cuenta el beneficio del país casi todos buscan el personal aun cuando signifique que al país le irá mal; buscamos desenfrenadamente una felicidad individual sin comprender que la mayor felicidad es posible encontrarla con el esfuerzo colectivo.- 

Muchos que tienen capacidad van por la especulación financiera aun a sabiendas que esto dificultara el crecimiento de nuestro país otros pueden formar precios y buscan una desorbitante ganancia aun cuando esto genere inflación y recesión.- 

Es cierto que resulta difícil tener una actitud distinta en un país con este conflicto tan grave, en realidad el que no acepta las reglas de juego queda desplazado y nadie quiere quedar excluido, pero con independencia de ello es bueno, aunque mas no sea una vez cada tanto, reflexionar sobre el hecho de que la competencia es demostrar que lo que hago es mejor o que mi discurso es el que nos posibilitara crecer y que en equipo lograremos crecer mucho más.- 

Si comprendemos que esto es competir y dejamos de pensar erróneamente que competir es hablar mal del otro, destruir el que puede ganarnos, perseguir a los adversarios circunstanciales, no lograr debatir aceptando que el otro puede tener razón; quizás podamos construir un país con más posibilidades para todos (*) 

Procurador UNL Docente Jubilado de Media y Superior Ex conductor de programas periodísticos radiales y televisivos emromero3@gmail.com

0 comentarios :

Publicar un comentario