11/5/19

“Me siento perseguido” dijo un comerciante luego de que abigeato le decomisara 200 kg de pollo

“Siento que me están persiguiendo, trabajamos y hacemos lo que corresponde pero hay personas que evidentemente le molesta” dijo Tentor en una entrevista con el programa “Mañanas en Positivo” y agregó “Nos decomisaron 200 kg de pollo que significa una pérdida importante de dinero y con una justificación bastante tonta”.

Este viernes, personal de la Dirección de Delitos Rurales La Paz, decomisó 200 kg de pollo en Granja La Ruty (Beron de Astrada y San Martin). Aparentemente el motivo es que la carne perdió la cadena de frio y estaban por transportarla en un vehículo que no corresponde.

Lo que pasó:
Cerca de media mañana llegó el camión repartidor al comercio antes mencionado para descargar el pedido, (Cabe aclarar que el camión cuenta con todas las habilitaciones para transportar carne con cámara de frio). Al momento de comenzar a descargar el pedido, Tentor decidió que 10 cajas bajen directamente a su camioneta ya que un vecino las había comprado para un beneficio y justo en ese momento llegaron los uniformados.

El reclamo de Tentor:
“Ustedes imagínense algo que ocurre todos los días, si viene a comprar un pollo se los lleva en una bolsa hasta su domicilio, pero si compra un cajón y nos pide que se lo acerquemos lo hacemos porque entendemos que es un servicio más que se puede brindar, justamente eso hicimos y nos decomisaron 200 kg de pollo, solo por hacerle un favor a un cliente”, afirmó.

“Siento que nos persiguen, tenemos controles constantemente y lo entendemos porque es su trabajo, pero esto nos parece injusto. El pollo estaba en perfectas condiciones, recién lo habían bajado, es una locura, de gente sin corazón, hacer lo que hicieron.

Respecto a la decisión de rociar con combustible la mercadería aclaró, “Lo hice porque me dijeron que lo iban a incinerar, yo dudo que eso ocurra, muchas veces desconocemos el destino del decomiso, es por ello que decidí colaborar con su trabajo e inutilizar la carne”.

“Siento mucha bronca porque genera una pérdida importante para el negocio y más hoy que las ventas han caído mucho. Hubiese preferido donarlo a cualquier institución o comedor barrial y no que termine así, pero no es una decisión mía”, concluyó.



0 comentarios :

Publicar un comentario