10/4/20

Alberto Fernández: "Hemos decidido seguir con la cuarentena hasta el 26 abril"

Así lo confirmó el presidente Alberto Fernández durante una conferencia de prensa. Los cambios en las restricciones se consensuarán con los gobernadores.

El presidente Alberto Fernández confirmó este viernes que la cuarentena general se mantendrá hasta el 26 de abril sin cambios en las grandes ciudades, aunque adelantó que comenzará a analizarse la flexibilización de las restricciones en las zonas del interior con menor riesgo ante la pandemia del coronavirus​.

"Hemos decidido seguir con la cuarentena exactamente en los mismos términos", ratificó el Jefe de Estado. Dijo que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en la grandes ciudades las restricciones se mantendrán sin cambios.
En tanto, adelantó que en esta nueva etapa se comenzará a analizar con los gobernadores la flexibilización de las restricciones en las ciudades y los pueblos menos expuestos a la enfermedad.

"Vamos a esperar qué nos dicen los gobernadores y a partir de allí vamos a ir resolviendo. A cada gobernador que venga con una propuesta, nosotros le vamos a proponer que además de la propuesta nos traiga un protocolo de acción de cómo se va a administrar esa cuarentena abierta. Y las autoridades municipales y provinciales serán las que se comprometan a hacer cumplir ese protocolo", detalló.

El Presidente advirtió que "estamos enfrentando una pandemia de alcance inusitado, que seguimos sin conocer el remedio y la vacuna". Se mostró acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y por los ministros de Salud, Ginés González García, y de Interior, Eduardo "Wado" De Pedro.

"El único remedio que todos los infectólogos sostienen que tiene sentido es resguardarse en las casas de cada uno y, por lo tanto, tenemos que recurrir a eso para lograr el objetivo que nos marcamos que es aletargar la velocidad de contagio y garantizar que el sistema de salud pueda dar respuesta a los que se infecten y necesiten ser atendidos", remarcó el presidente Fernández.

El mandatario anunció su decisión tras el reporte oficial que indicó que los contagios en la Argentina ascienden a 1.975, entre los que se contabilizan 82 muertes.

Así lo definió el Presidente luego de analizar con los gobernadores y los especialistas sanitarios que lo asesoran la situación epidemiológica en todo el país.

Ese esquema denominado oficialmente como Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio se puso en marcha el pasado 20 de marzo, cuando en el país se habían confirmado 3 muertes y 97 contagios, con el objetivo de desacelerar la marcha del Covid-19 y lograr aplanar la curva de los contagios para evitar el colapso del sistema sanitario.

A fines de marzo, el Jefe de Estado decidió extender el período de restricciones hasta el lunes 13 de abril, luego de advertir sobre la "espeluznante velocidad" con la que el virus se transmite de persona a persona.

En aquella oportunidad, la medida se basó en los informes científicos que indicaban que el ciclo del Covid-19 en el organismo humano era de entre 10 y 14 días.

"Prolongando la cuarentena vamos a haber logrado que el ciclo de desarrollo del virus en el cuerpo humanos se cumpla hasta dos veces", dijo el Presidente.

En el interín, el Gobierno nacional amplió el listado de las actividades consideradas esenciales y que pueden desarrollarse a pesar de la cuarentena como parte de las medidas complementarias que se toman para amortiguar el impacto del aislamiento en la actividad económica.

"La cuarentena debe seguir porque, hasta acá, estamos bien, pero no conseguimos nada y estamos a mitad de camino: sólo se logró aplanar la curva y que el nivel de contagio sea más lento para preservar la vida de muchos argentinos, pero todo el esfuerzo que hicimos es muy grande como para tener una recaída", advirtió esta semana el Presidente, antes de comenzar a analizar los detalles de la próxima fase de la cuarentena que se anunció este viernes.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias tratan de capacitar al personal y de ampliar los recursos disponibles de cara a lo que se prevé que será el pico del coronavirus en la Argentina, previsto para mediados de mayo.

En ese marco, el Gobierno adquirió toda la producción local de los respiradores, un insumo esencial para crear nuevas salas de terapia intensiva, y descentralizó los test para identificar el virus. También, con el correr de los días se fueron montando en diferentes provincias hospitales de campaña destinados a aliviar los sistemas sanitarios de cada provincia y hasta se reacondicionó Tecnópolis con más de 2500 camas para enfermos leves de Covid-19.

Fuente: Clarin

0 comentarios :

Publicar un comentario