26/4/20

Heredero Gin se reinventa en cuarentena, en tiempos donde el alcohol vale oro

Tomás Jaime, el mentor de Heredero Gin, se enfrentó en esta cuarentena con el desafío de tomar nuevas decisiones para dar sustento a la empresa. Al igual que la mayoría de las pymes del país, sabe que está en juego prácticamente la sustentabilidad misma del emprendimiento, por lo cual considera vital buscar alternativas para cubrir costos y comenzar a readaptarse a los cambios de hábitos.

“Nos afectó, como a todos los rubros. Esto les pega de lleno a todos, salvo algunas industrias que les potencia las ventas. Pero la economía se paró. A nosotros se nos paró bastante porque hacíamos muchos eventos que cubríamos con Heredero en diferentes lugares del país”, relató el joven empresario paceño, que desde Paraná ofrece al mercado un producto premium que armoniza las cualidades cítricas de la provincia.

Ante este difícil contexto y la paralización de los canales de distribución que dan vida al gin entrerriano, Jaime prefiere cambiar la cabeza, fiel al espíritu emprendedor de los jóvenes. “Es un momento para meterle más pilas, cranear nuevas cosas y laburar el doble para subsistir y poder bancar los costos fijos que hoy en día es lo más importante; eso ya es salir ganando”, expresó, en diálogo con DOS FLORINES.

Dentro del abanico de opciones, Heredero salió a buscar soluciones de corto plazo que incentiven los puntos de ventas locales y regionales a través de envíos a domicilio. “Hoy en día son pocos los que pueden vender nuestros productos, pero buscamos que comercialicen lo más que puedan. Necesitamos mover volumen por ahí, el único canal”, aseguró.

Por otro lado, cuando los factores juegan en contra, aprovechan el tiempo para crear oportunidades. “Ahora estamos tratando de desarrollar nuevas cosas, nuevos packaging, haciendo pruebas. Estamos en una etapa de que al no estar tan enfocados en el posicionamiento de la marca, estamos tratando de desarrollar nuevos productos”, confió.

Desde esta perspectiva, reflexionó: “Hay que reinventarse. Nosotros estamos todo el tiempo reinventándonos, generando contenidos. Tratamos siempre de generar cosas, todo el tiempo, no sólo en lo que es el producto, sino también en la imagen y la forma de comunicar. Son épocas en que uno tiene que saber cómo aggioarnarse, porque si no queda desfasado y la gente no te elige”.

Ventas
La gastronomía está en una situación terminal en la Argentina, por el freno absoluto de la actividad. En este contexto, la imposibilidad de trabajo de bares, restaurantes y boliches cortó el principal canal de inserción de Heredero Gin en el mercado nacional e incluso del Uruguay. “Todo eso se paró y nos impactó bastante en el tema de ventas. Eso se planchó”, lamentó Jaime.

Ante esta situación, la salida más importante del stock de botellas de la fábrica son las vinotecas y otros comercios similares en distintas provincias que no interrumpieron su trabajo por ser tiendas de cercanía. A ello se suman servicios de delivery como Vamos Rápido, que con ayuda de la tecnología pueden llegar a los consumidores.

Incluso, para estimular las ventas en días que el cliente es selectivo, proveen de copas y otros elementos de marketing que ayudan a realizar sorteos, con impulso también de las redes sociales. “No queda otra que incentivar a la gente a consumirlo, sobre todo con promociones”, resaltó.

En la misma línea, lanzaron un ciclo audiovisual de Coctelería en Casa con diferentes bartenders. “El primero fue con Matías Visconti. Eso se va a empezar a subir en las plataformas de Heredero y te enseña cómo hacer un cóctel en casa, con algo sencillo para preparar y divertirte. Hoy apuntamos a eso, a que la gente se prepare tragos fáciles y ricos, que antes pedía en un bar”, contó el joven.

Alcohol
Heredero Gin se enfrentó con el problema de disminuir radicalmente la producción, pero no sólo por la caída de ventas, sino también por la escasez del principal insumo: el alcohol. “Hoy en día es oro en polvo; todos lo buscan, todos lo quieren, hay una demanda increíble, histórica”, explicó.

En la práctica, señaló a DOS FLORINES que los grandes productores de Argentina que abastecen a productores chicos no dan abasto y están enfocados en producir alcohol en gel y fraccionado de un litro. “Eso hace que haya demoras de meses para que te abastezcan”, afirmó.

Del mismo modo, ante la gran demanda, el costo del alcohol se elevó considerablemente, por lo cual reconfigura la estructura de gastos para producir en tiempos de pandemia. “Nosotros hicimos un pedido antes de que se declare la cuarentena, hace más de un mes, y todavía no nos llegó. El precio todavía no lo sabemos. Es todo un tema porque es nuestra materia prima y la necesitan todos, sean las autoridades sanitarias, los hospitales, las clínicas”, sostuvo.

En relación a esto, incluso, explicó que las alcoholeras esquivan a la demanda por problemas de abastecimiento nacional. “Si vas, tenés todo en regla y querés abrir una cuenta en una empresa para comprar alcohol, no toman nuevos clientes. No atienden a los clientes. Nosotros trabajamos con una empresa hace más de cuatro años, sí nos atienden, nos toman el pedido, pero no tenemos fecha de entrega”, lamentó.

Pero a pesar de estas adversidades, Tomás resaltó que ello no quita el interés por colaborar con quienes más lo necesitan en estos tiempos. Si bien llegaron pedidos de urgencia para comprar el insumo básico, se decidió donar 70 litros de alcohol a un centro de salud de la provincia, el último stock que tenían hace un par de semanas para producir.

Evento suspendido
Para describir el impacto que sufrió la empresa con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el empresario contó que debieron suspender el principal evento que organiza la marca. “Nos agarró con la organización del torneo de golf ‘Heredero Open’ y el ‘After Golf’. Habíamos invertido mucho dinero, con un presupuesto muy importante”, indicó.

Sin embargo, tuvieron que cancelarlo a un día de su realización. “Se iba a realizar en la cancha de golf del CAE, iban a venir modelos de todos lados, grupos de chicos del ambiente de bares de Santa Fe, toda la gente de Paraná, un par de famosos. Iba a estar muy bueno el evento, teníamos todo organizado, con remeras, copas”, relató.

“Pero ese viernes el gobernador habló y dijo que no se iban a poder reunir más de 40 personas y en tres día cambió todo. Desde el jueves teníamos todo organizado y el viernes lo suspendimos. Nos parecía lo más lógico. Ya había jugadores que llegaron de diferentes provincias. Tuvimos que suspender todo el mismo viernes. Y a partir de ahí fue todo en baja”, lamentó.

Pero a pesar de estos imprevistos, que obligan a perder tiempo, dinero y esfuerzo, Tomás no duda un segundo en seguir apostando por lo que lo motiva en su vida, como desde el primer momento en que comenzó a probar, en su casa de La Paz, cómo era eso de fabricar gin. Y una vez más, el tiempo dirá qué nuevo aprendizaje deja este virus que acecha al mundo.

Fuente: Dos Florines

0 comentarios :

Publicar un comentario