23/1/21

Iosper: funcionario de La Paz indignado por mala atención



El director departamental de Educación de La Paz, Carlos Genre Bert se mostró indignado con la obra social Iosper por la falta de provisión de medicamentos crónicos para su madre y de trabas en trámites prequirúrgicos propios. La queja se difundió a través de las redes sociales del funcionario, hermano del senador Amílcar Genre Bert.

El hombre señaló que le quitaron las tiras reactivas para el control diario de la diabetes que, desde septiembre del año pasado le proporcionaban a su madre. “En septiembre de 2020, al realizar los trámites de remedios crónicos a mi mamá, con 58 años de aporte a la obra social con fondo voluntario incluido, le bajan las tiritas de control diario de la diabetes sin dar respuesta alguna desde la agencia local, aduciendo desconocer la normativa”, expresó.

Asimismo comentó que concurrió a una consulta médica con una dolencia que derivó en la necesidad de una cirugía y el médico le informó que debe esperar autorización de Iosper y que se enteró que el pedido anterior para otra cirugía le había sido rechazada por Covid-19: “Me dirijo a la clínica a realizar el trámite de solicitud ya que desde septiembre tengo el pedido por parte del traumatólogo para una cirugía de ligamento anterior cruzado de menisco. Inmediatamente el administrativo del sanatorio me hace saber que no se puede solicitar dos cirugías. Pero, además, al tratar de incorporar los datos de la nueva cirugía en el sistema me informa que la anterior fue rechazada por Covid-19. Nunca me avisaron”, se quejó.

Y agregó: “Desde septiembre seguimos esperando las explicaciones respecto de la baja de la medicación de mi madre y el aviso de autorización de mi primera cirugía. Gracias Iosper por tus servicios son ejemplares”, escribió.

El director de Educación se pregunta por el destino del dinero de los afiliados aportantes. “Hace más de 30 años que aporto para que la mutual designe más empleados y recambie el mobiliario de las oficinas cada tres o cuatro años, porque deben estar cómodos. Es la primera vez en 30 años que necesito la atención. Se denegó la autorización de una cirugía y ahora debo esperar que quiénes deciden y resuelven traten el tema para ver si está otra cirugía corresponde o no, que me la autoricen”. “Los aportes van directo por recibo de haberes. Me queda seguir agradeciendo a Dios para que me proteja y pueda soportar las dolencias hasta que los dueños de la palabra decidan”, puntualizó.

Fuente: Uno Entre Rios

0 comentarios :

Publicar un comentario