28/5/21

Gremios docentes sostienen la necesidad de continuar con la virtualidad



AGMER considera necesario continuar con la virtualidad para priorizar la salud de docentes, estudiantes y familias. Mientras que AMET elevó un pedido formal para que continúen las clases virtuales hasta que bajen los contagios.

Frente al alarmante crecimiento de los casos de contagios en la provincia de Entre Ríos, hoy se confirmaron 1353 positivos, y con un sistema de salud al límite y seriamente comprometido en su capacidad de contener la demanda, desde la Comisión Directiva Central de Agmer ratificaron que “se hace imperativo continuar con las políticas sanitarias de protección y cuidado, centralmente en estos momentos, en donde la pandemia ha disparado su curva de crecimiento de manera crítica”.

“Atentos a la gravedad del momento, volvemos a insistir en las resoluciones de nuestro último Plenario de Secretarias y Secretarios Generales: es claramente necesaria la continuidad del proceso educativo desde la virtualidad, priorizando la salud y la vida de las y los trabajadores, de nuestros alumnos y alumnas y de sus familias”, sostuvieron.



“Estamos en el peor momento de la pandemia, no son tiempos de especulaciones de ningún tipo. Debemos afrontar este contexto con mucha voluntad de establecer consensos y acuerdos que nos permitan transitar colectivamente estos días tan difíciles”, aseveraron.

“El problema es principalmente de tratamiento sanitario, el virus no distingue edades, concepciones religiosas, partidos políticos ni convicciones culturales e ideológicas. Necesitamos de una presencialidad cuidada y eso significa espacios escolares seguros y en condiciones, y de la comunidad educativa protegida”, señalaron.

En tal sentido, desde el gremio demandaron “certezas concretas con respecto al cronograma de vacunación para el personal docente y no docente de nuestros establecimientos educativos”.
AMET solicita que continúen las clases virtuales


Por su parte, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Regional Entre Ríos, presentó un documento dirigido al presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, y a la ministra de Salud, Sonia Velázquez, solicitándoles que recomienden al gobernador Gustavo Bordet “la continuidad de las clases virtuales sin presencialidad, al menos hasta que se verifique una clara y contundente caída en los casos de contagio”.

Del mismo modo, les requirió que “se asegure el suministro de vacunas a aquellos docentes que decidan inocularse, en especial los que presenten alguna problemática”.

Además, el gremio advirtió sobre “las consecuencias que las malas decisiones de las autoridades puedan provocar” y propuso “re-pensar la presencialidad en las estaciones de otoño e invierno”. “La presencialidad es importante pero mucho más aún es el cuidar la vida y la salud”, aseveró.

“Nuestra organización entiende la importancia de la presencialidad en el proceso de enseñanza y aprendizaje, pero es imposible desconocer la gravedad de la coyuntura actual y las consecuencias que malas decisiones de las autoridades puedan provocar, tal cual ha sucedido en otras jurisdicciones con la pérdida de vidas de compañeros/as de trabajo, o un acrecentamiento de la enfermedad cuando podría haberse evitado”, expresó AMET en el documento.

Advirtió que “esta realidad se profundiza debido al lamentable y triste aumento de contagios y enfermos, a la cantidad de camas de terapia intensiva ocupadas, a la irresponsabilidad de decisiones individuales y grupales que se están dando en el seno de nuestras comunidades, como también el tremendo desgaste a que están siendo sometidos los trabajadores y profesionales de la salud”.

“La presencialidad es importante pero mucho más aún es el cuidar la vida y la salud, tal cual lo expresara nuestro Congreso Extraordinario de Delegados”, remarcó la entidad. Por ello consideró que “se hace imprescindible re-pensar la presencialidad en las estaciones de otoño e invierno donde estamos viendo ‘un recrudecimiento del ataque del virus’ y por lo cual desde AMET entendemos que: ‘extender las vacaciones de invierno recuperándose el tiempo en diciembre con una reorganización de contenidos, y/o extender la virtualidad hasta que las temperaturas sean más adecuadas’ son decisiones lógicas y razonables para esta etapa de este enorme problema, teniendo en cuenta que una de las principales recomendaciones sanitarias es mantener una aireación continua en los ambientes de reunión o trabajo”.

“Para la AMET con las temperaturas actuales y las más bajas que se generarán en los meses de junio y julio, pretender que maestros, profesores y alumnos realicen actividades escolares con puertas y ventanas abiertas, constituye un acto rayano a lo inhumano y que no arrojará de ninguna manera resultados pedagógicos/didácticos óptimos”, subrayó.

Indicó que “otro de los puntos enunciados en las notas de pedido a las autoridades, es la necesidad de redoblar esfuerzos para que las inversiones en infraestructura sanitaria se concreten a la brevedad, como se prometió a todas las escuelas involucradas”.

Aseguró también que “AMET fiscaliza a conciencia el cumplimiento de los protocolos elaborados por las autoridades correspondientes, en el caso de Educación la Resolución 2722/20 sobre higiene y seguridad, como también todas aquellas normativas pertinentes al cuidado de nuestra salud”.

Por último, reiteró el reclamo respecto a “la necesidad imperiosa de tener de manera prioritaria un cronograma de vacunación para maestros, profesores, directivos y auxiliares de la educación de nuestra provincia, teniendo en cuenta el esfuerzo laboral que se les requiere y la exposición a la que se está sometiendo su salud”. Se trata de un pedido que el gremio viene realizando “desde la decisión de las autoridades de la vuelta a la presencialidad en las escuelas, en especial de Educación Técnico Profesional”. (APF)

0 comentarios :

Publicar un comentario